Público
Público

Cabify Fomento actuará contra la burbuja de licencias para Uber y Cabify

Implementará algunas medidas en el sector VTC que ya tienen las licencias de taxi, como la prohibición de traspasarla antes de dos años después de su obtención

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un coche de Uber circula por la calle Gran Vía de Madrid. Uber

El Ministerio de Fomento impedirá que las empresas de alquiler de vehículos con conductor (VTC), como son Uber y Cabify, vendan o arrienden sus licencias durante los dos años siguientes a su obtención, según informó este Departamento.

Se trata de una de las iniciativas normativas que el Gobierno aprobará para evitar una 'burbuja' de especulación con la cascada de licencias VTC (unas 10.000) que se concederán próximamente por vía judicial y que, por tanto, sobrepasarán el ratio establecido por ley con las de taxi.

Con esta medida, de la que se excluirán aquellas licencias que se hereden, el Ministerio pretende garantizar que estas empresas empleen las licencias para prestar servicio y no para comercializarlas cuando estimen oportuno en función de las condiciones de mercado. Es una limitación que está en marcha desde hace años en el sector del taxi.

[Más información: La burbuja de licencias de Uber y Cabify que pone en riesgo miles de millones de euros]

Se trata de una de las propuestas surgidas de la reunión que el pasado 6 de junio mantuvieron el Ministerio de Fomento, las comunidades autónomas y los mayores ayuntamientos para atajar la 'guerra' abierta entre el sector del VTC y el del taxi, y "garantizar una convivencia armónica y ordenada de ambos sectores".

Un taxi de Barcelona, en una de las recientes protestas del sector contra la actividad de Uber y Cabify. EFE

El secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, y la secretaria general de Transportes, Carmen Librero, han detallado ahora su concreción a las patronales del taxi en una reunión mantenida este lunes. Según Fedetaxi, Fomento les transmitió que prevé aprobar las medidas a través de un Real Decreto y "a la mayor brevedad posible".

De su lado, el Ministerio indicó que "iniciará la tramitación de una disposición normativa para impedir, salvo el supuesto herederos, la transmisión de autorizaciones de arrendamiento de vehículos con conductor hasta que hayan transcurrido dos años desde su expedición por el órgano competente".

Cascada de 10.000 nuevas licencias

Según cálculos de distintos ayuntamientos, en los próximos meses podrían concederse unas 10.000 nuevas licencias al sector del VTC. Gran parte de ellas irán a los grandes empresarios del sector, que acumulan miles de ellas. Entre estos magnates, destaca Juan Ortigüela que se calcula que tiene solicitadas unas 3.000 de esas 10.000 que faltan por conceder. 

[Más información: Estos son los empresarios que se lucran con la burbuja de licencias de Uber y Cabify]

Estas empresas triplicarán así el número de autorizaciones que actualmente tiene este sector, unas 5.928, un volumen que, a su vez, ya multiplica por tres a las 2.188 que le correspondería en función de los ratios establecidos en la legislación, que fija conceder una autorización de VTC por cada treinta del taxi.

Ante la prohibición de vender las VTC, los empresarios las adjudican a sociedades y las traspasan

Todas estas nuevas licencias serán fruto de los nuevos pronunciamientos judiciales favorables que se esperan para los recursos que muchas empresas presentaron aprovechando el vacío legal que se generó en el sector entre 2009 y 2013. La ley impide que se traspasen salvo por "causa mayor", aunque los empresarios están utilizando el método de asignarlas a una sociedad y traspasar la sociedad entera. De esta forma la licencia no cambia de nombre.

Se trata de los años en los que estuvo vigente una desregulación del sector aprobada por el último Gobierno del PSOE. Posteriormente, el Ejecutivo del PP volvió a regularizarlo y a establecer la concesión de una licencia de VTC por cada treinta del taxi.

No obstante, las iniciativas planteadas en los tribunales en esos años han permitido ya al sector de las firmas como Uber y Cabify lograr unas 3.200 licencias, a las que se pueden sumar las referidas 10.000 próximamente.

Inspección y control

Durante la reunión, el 'número dos' de Fomento ratificó asimismo a las organizaciones de taxistas que la inspección y control de su gremio y el de las VTC sigue siendo un "objetivo principal".

Se calcula que 3.000 de las 10.000 VTC que quedan por conceder irán al mismo empresario

Así, y en línea también con lo tratado en la reunión de comienzos de mes, el Ministerio "está coordinando la actuación de las distintas comunidades autónomas y ayuntamientos" a las que ofrece "colaborar en la formación del personal destinado a la inspección".

Según Fedetaxi, Fomento también se comprometió a personarse ante el Tribunal Supremo en apoyo de las comunidades autónomas que han recurrido las mayores peticiones de VTC, y en articular ayudas y subvenciones para el sector.

En este sentido, el Ministerio apuntó a oportunidad que presenta para la renovación de la flota de los taxistas el Plan Movea de ayuda compra de vehículos de energías alternativas recientemente aprobado por el Gobierno.

Más noticias en Política y Sociedad