Público
Público

Maltrato animal Gallinas enjauladas, en la fachada de El Corte Inglés

Una acción de Igualdad Animal proyecta en la fachada de un establecimiento del grupo de distribución imágenes de gallinas encerradas en jaulas  para pedir al supermercado que deje de vender este tipo de huevos. La empresa asegura que está procediendo gradualmente a su retirada

La fachada de El Corte Inglés de Goya, durante la acción de Igualdad Animal.

PÚBLICO

Gallinas encerradas en jaulas produciendo huevos como algunos de los que vende El Corte Inglés. Estas son las imágenes que la organización internacional Igualdad Animal ha proyectado durante una hora sobre la fachada del edificio que la empresa tiene en la calle Goya de Madrid.

La acción, llevada a cabo el pasado 24 de mayo, se enmarca dentro de la campaña que la agrupación animalista ha puesto en marcha para pedir a esta y a otras empresas que dejen de vender huevos de gallinas enjauladas antes de 2025, año que se han marcado otras compañías en un compromiso internacional al que se han unido más de 400 grandes superficies en todo el mundo, según Javier Moreno, cofundador y director de Igualdad Animal en España.

El Corte Inglés, según explica en un comunicado, ha firmado un compromiso con la Asociación Nacional de Defensa de los Animales (ANDA) para dejar de vender este tipo de huevos, catalogados con un número que empieza por 3, a partir de 2030, una fecha que a Igualdad Animal le resulta insuficiente.

"Al no implementar la prohibición de las jaulas para 2025, El Corte Inglés está ignorando el llamamiento de los consumidores de no prolongar este sufrimiento hasta 2030. Como líder en su sector, El Corte Inglés tiene el poder de hacer lo correcto para poner fin a uno de los sistemas más crueles con los animales en la ganadería industrial.", dijo Moreno.

El grupo de distribución defiende que el acuerdo también contempla una promoción de los huevos del tipo 0 y 1 (ecológicos y camperos) procedentes de gallinas en libertad y con acceso a corrales exteriores, que ya supone la mitad de la venta de huevos en la cadena. La empresa asegura que los productos que vende bajo la marca propia El Corte Inglés proceden de gallinas criadas en libertad.

En España, las cadenas de alimentación Lidl y Aldi tienen un compromiso para no vender huevos producidos por gallinas enjauladas, como una política de empresa que aplican en todos los países. La organización también ha llevado a cabo campañas contra otros supermercados, como Carrefour, que sí se ha comprometido con retirar los huevos de gallinas enjauladas en sus establecimientos ubicados en Francia e Italia.

Hasta el momento, según Igualdad Animal, más de 20.000 personas han firmado la petición solicitando a El Corte Inglés que elimine la venta de estos huevos antes de 2025. Cientos de consumidores han enviado a su vez correos electrónicos y llamadas al presidente y consejero delegado de la empresa, Dimas Gimeno, para hacerle la misma petición.

Según los últimos datos del Ministerios de Agricultura, en 2015 había en España algo más de 41 millones de gallinas ponedoras, de las que casi 38 millones viven enjauladas durante toda su vida. Tan sólo 3,5 millones de gallinas viven en granjas en las que pueden tener acceso al suelo, son camperas o se producen de forma ecológica.

La UE ha llegado a un acuerdo para prohibir las jaulas en 'batería' y sustituirlas por 'jaulas enriquecidas', pero los animalistas consideran que "siguen teniendo el tamaño de un folio”, asegura Moreno.