Público
Público

Emergencia por el coronavirus El Gobierno propone limitar a seis personas las reuniones familiares y sociales durante la Navidad

También propone un toque de queda nocturno entre las 1.00 horas y las 6.00 horas los días 24 y 31 de diciembre.

Sánchez preside la reunión del estudio de los proyectos de vacuna
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, preside la reunión del Comité de Seguimiento del Coronavirus y estudio de los proyectos de vacunas. (Fuente: La Moncloa).

AGENCIAS

El Gobierno propone limitar a seis personas las reuniones familiares y sociales que se celebren durante las fiestas de Navidad y un confinamiento nocturno entre las 1.00 horas y las 6.00 horas los días 24 y 31 de diciembre, Nochebuena y Nochevieja respectivamente, según se establece en el borrador Propuestas de medidas de salud pública frente a la Covid-19 para la celebración de las fiestas navideñas'.

En concreto, el documento señala que en las reuniones en el ámbito familiar se recomienda limitar la participación a los miembros que pertenezcan al mismo grupo de convivencia, si bien en el caso de que haya algún miembro externo no conviviente habitual, las reuniones serán de hasta un máximo de seis personas y se debe garantizar las medidas de prevención, independientemente de si son familiares o no.

El Ejecutivo  recomienda evitar o minimizar las reuniones en el ámbito social durante las fiestas navideñas

Además, recomienda evitar o minimizar las reuniones en el ámbito social (celebraciones del trabajo, antiguos alumnos o clubs deportivos, entre otros) y, en el caso de celebrarse, deberán ser de un máximo de seis personas y preferiblemente en el exterior (al aire libre o en terrazas con máximo dos paredes).

No deberían acudir a ninguna reunión familiar o social aquellas personas que han sido diagnosticadas con covid-19 y aún están en periodo de transmisibilidad; tienen síntomas de covid-19; están esperando los resultados de la prueba diagnóstica de coronavirus; o pueden haber estado expuestas a alguien con covid-19 en los últimos 14 días.

También plantea a los estudiantes universitarios que regresan a casa para las vacaciones "que limiten las interacciones sociales los días anteriores de su regreso a casa y que extremen las medidas de prevención".

El Gobierno aspira a "establecer un marco común y claro" de medidas que favorezca que las recomendaciones se hagan de "una forma clara, consensuada y coordinada, además de lo más anticipada posible", para que haya tiempo suficiente para que la población se organice.

El Gobierno:  "Debemos planificar unas Navidades diferentes sin quitarles el alma y el espíritu que las hace una de las fiestas más apreciadas por la ciudadanía"

"Debemos planificar unas Navidades diferentes sin quitarles el alma y el espíritu que las hace una de las fiestas más apreciadas por la ciudadanía", sostiene el Ejecutivo, quien sin embargo recuerda que hay que "considerar modificaciones en los planes navideños" con el fin de reducir la propagación del virus.

Distintos partidos políticos y gobiernos autonómicos han incidido en que esas medidas para la celebración de las fiestas navideñas en el marco de la pandemia se tienen que debatir en el seno del Consejo Interterritorial y han pedido cautela y dan por hecho que no serán unas navidades normales.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha señalado que lo más importante respecto a las fiestas navideñas es llegar a un consenso con las comunidades autónomas con una serie de "recomendaciones claras" y ha aclarado que "no hay nada definitivo".

En ese sentido, ha aseverado que no está previsto que esas medidas se vayan a cerrar mañana en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, porque es "un proceso de discusión al que quiere llegar con consenso".

El Partido Popular ha reclamado este martes que el plan se decida en coordinación con las comunidades autónomas y que esté basado en criterios técnicos y científicos, y el PNV ha criticado que el Ejecutivo no haya enviado su propuesta a las autonomías antes de que se publicara en los medios de comunicación.

Las comunidades autónomas piden consenso

En la jornada previa a que se celebre el Consejo Interterritorial, donde se debatirán las medidas para la Navidad, distintas comunidades autónomas han expresado su parecer a este respecto.

Castilla y León es partidaria de mantener el cierre perimetral de la comunidad en las fiestas navideñas, si bien considera que habría que valorar la situación de las provincias con mejores datos epidemiológicos. También pretende que no se permita la asistencia a las campanadas de Fin de Año y de que las comidas de trabajo se limiten a un máximo de seis personas.

Mientras, el Gobierno de la Comunidad Foral de Navarra no estudiará las medidas navideñas hasta pasado el puente de la Constitución, fechas "altamente críticas", de las que dependerán los peores meses de invierno.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha advertido que, aunque son fechas "muy importantes" en las que las personas quieren estar con sus seres queridos "después de un año muy difícil", "no puede volver a pasar lo mismo". Por ello, ha indicado, hay que poner la vista en la primavera de 2021 y en la recuperación para que "Madrid siga siendo un lugar seguro".

Desde el País Vasco se estima que las medidas básicas que ya están en vigor "deberán mantenerse mucho tiempo", incluida la Navidad, aunque no ha precisado qué restricciones seguirán y cuáles podrían relajarse en esas fechas en Euskadi.

En esa misma línea, la ciudad autónoma de Ceuta considera que las restricciones impuestas para frenar el avance de la pandemia se mantendrán durante las Navidades, ya que de lo contrario los meses de enero y febrero pueden ser "muy duros", por lo que habrá que "renunciar" a "ciertas reuniones, evitar aglomeraciones y aforos no permitidos".

Y el Gobierno catalán es consciente de que las fechas navideñas son especiales, por lo que, "si los datos epidemiológicos lo permiten", se plantearán "algunas modificaciones" en las restricciones por la crisis de la covid-19.

Por su parte, el consejero de Salud de Andalucía, Jesús Aguirre, ha considerado una "deslealtad que el Gobierno haya filtrado a la prensa" el documento relativo a las medidas para las fiestas navideñas, ya que lo debería presentar antes en el Consejo Interterritorial para acordar con las comunidades una respuesta coordinada.

Aguirre ha precisado que Andalucía tiene una propuesta sobre las fiestas navideñas que trasladará el miércoles al resto de territorios para intentar la "máxima cohesión".

Tampoco el Gobierno de Castilla-La Mancha tenía conocimiento del plan que ha preparado el Ejecutivo para las fechas navideñas, unas cuestiones que considera que deben contar "con la opinión y la colaboración de las comunidades autónomas" y tomarse "desde la prudencia" y tratando de compatibilizar la salud y la economía.

Más noticias de Política y Sociedad