Público
Público

Diana Quer La Guardia Civil encuentra el cadáver de Diana Quer en el interior de un pozo

Tras quedarse sin coartada después de que su mujer cambiara su declaración, 'El Chicle', principal sospechoso de la desaparición de la joven madrileña, confiesa dónde abandonó el cadáver: en una nave industrial en la aldea de la parroquia de Asados, a cuatro kilómetros de su domicilio.

Publicidad
Media: 3.13
Votos: 39

José Enrique Abuín, conocido como 'El chicle', asesino confeso de Diana Quer, es trasladado por efectivos de la UCO desde la nave de Rianxo a su domicilio. | LAVANDEIRA jr (EFE)

La Guardia Civil ha encontrado a primera hora de este domingo el cadáver de Diana Quer después de que José Enrique Abuín, conocido como El Chicle, principal sospechoso de su desaparición detenido el pasado viernes, confesara el lugar donde abandonó el cuerpo sin vida de la joven madrileña desaparecida el 22 de agosto de 2016 en Pobra do Caramiñal (A Coruña).

El asesino confeso guió a los agentes hasta el lugar en el que abandonó el cuerpo: el interior de un pozo de una nave industrial abandonaba en la parroquia de Asados (A Coruña), a apenas 200 metros de donde viven los padres de Abuín y a unos cuatro kilómetros de su domicilio en Rianxo (A Coruña). El Chicle, vinculado a los ambientes del narcotráfico en la ría de Arousa—pasó tres meses en prisión por tráfico de cocaína— y con antecedentes por agresión sexual, utilizaba el lugar para ocultar droga. La nave, ahora abandonada, se dedicó en el pasado al comercio de gaseosas y muebles. Además, este recinto se vinculó hace años con el tráfico ilegal de tabaco. También es un sitio abandonado al que a veces van jóvenes a fumar o a jugar.

Dos coches de la Guardia trasladaron poco antes de las 8.00 horas a El Chicle esposado al lugar que había señalado. El acusado permaneció dentro de la nave hasta cerca de las 11.00 horas de la mañana para ser trasladado a su domicilio para realizar otro registro. Al salir, numerosos vecinos que aún se concentraban en las inmediaciones del lugar profirieron gritos de "asesino", "hijo de puta", "cabrón" y "desgraciado". Tras el registro, la comitiva, con el detenido, abandonó el lugar para trasladarse de nuevo a la Comandancia de la Guardia Civil en A Coruña. Poco después, los agentes se llevaron uno de los vehículos que utilizaba Abuín, un Alfa Romeo gris, que se encontraba en la parte posterior de la casa.

Una unidad del cuerpo especial de la Guardia Civil recuperó del interior del pozo los restos mortales de la joven madrileña. A las 11.30 horas de la mañana, se produjo el levantamiento del cadáver. El féretro con el cadáver fue introducido por operarios de una funeraria en un coche fúnebre para ser conducido al Instituto de Medicina Legal de Galicia en Santiago, donde se realizarán la pertinente autopsia para determinar si el cadáver corresponde a Quer, circunstancia que ninguno de los investigadores duda. 

Los restos mortales de la joven serán trasladados a Madrid, donde sus familiares y allegados le darán sepultura en los próximos días. No obstante, fuentes cercanas a la familia han señalado que desconocen cuándo las autoridades judiciales autorizarán el traslado del cuerpo.

Fuentes de la investigación informaron de que El Chicle ha confesado que mató a Diana Quer atropellándola con el coche. Esas mismas fuentes han señalado que José Enrique Abuín era el principal de los 80 sospechosos cuyos móviles los situaban en la zona en el día y la hora que despareció Diana Quer. 

No obstante, y a pesar de esta declaración, los investigadores siguen las pesquisas ante las dudas que están surgiendo en los detalles de su testimonio a los agentes de la Guardia Civil.

Giro en la investigación

La investigación dio un giro ayer, sábado, por la tarde después de que la mujer de El Chicle, Rosario Rodríguez, reconociera ante los agentes que su marido no estaba con ella en la noche de la desaparición de Diana Quer, en contra de lo que había declarado hace meses. Esta declaración dejó sin coartada al ahora investigado, que se vio acorralado y ha terminado por confesar. Según fuentes de la investigación, tras la declaración de su mujer, el acusado "se ha derrumbado" durante la madrugada y ha decidido colaborar con los agentes.

Rosario Rodríguez, detenida junto junto a su marido el pasado viernes, quedó en libertad anoche tras prestar declaración. Por ahora se ignora si los investigadores van a presentar cargos contra ella por encubrimiento o no.

La investigación en los próximos días podrá esclarecer las numerosas incógnitas en torno a la desaparición hace 497 días de Diana Quer, de 18 años, cuando estaba de verbena en A Pobra do Caramiñal (A Coruña), y cómo acabó dentro de un pozo en la parroquia de Asados, a unos 20 kilómetros del lugar donde se la vio por última vez.

El pasado 19 de abril de 2017, el juzgado de instrucción número uno de Ribeira decretó el archivo provisional del caso de la desaparición de Diana Quer. Ahora que ha aparecido el cuerpo, la familia pedirá que se reabra tras la aparición del cuerpo, informa EFE.

Uno de los hitos de la investigación fue el hallazgo del teléfono móvil de Diana, un iPhone de color blanco, cerca del puente de Taragoña, un lugar próximo a Rianxo, precisamente donde está situado el domicilio del ahora detenido.

En este sentido, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, recordó en Twitter que "las fuerzas y cuerpos de seguridad nunca abandonan una investigación" y trasladó su "cariño" a la familia de la joven, que fue informada en todo momento a lo largo de la madrugada.

El alcalde de Rianxo, Adolfo Muíños, que también se acercó al lugar, ha asegurado que los vecinos se encuentran sorprendidos desde que se supo que uno de ellos podría ser el autor de un asesinato. "La gente está expectante porque no gusta que se ligue el nombre de un pueblo a una situación así", señaló Muiños, que añadió: "Es difícil creer que alguien tan próximo, con quien te cruzas, pueda llegar a esto".