Público
Público

Guerra Youtuber Un Juzgado de Barcelona sienta precedente al dictar la primera sentencia sobre un conflicto legal entre youtubers 

La sentencia ha absuelto a Ismael Prego, alias Wismichu, de los delitos de injurias y calumnias de los que había sido acusado por Daniel Santomé, alias Dalas Review.

Wismichu (Ismael Prego, izquierda) y Dalas Review (Daniel Santomé).
Wismichu (Ismael Prego, izquierda) y Dalas Review (Daniel Santomé). YOUTUBE

El Juzgado de lo Penal número 25 de Barcelona ha absuelto al youtuber Ismael Prego, alias Wismichu, de los delitos de injurias y calumnias de los que había sido acusado por Daniel José Santomé, alias Dalas Review. La sentencia, con fecha del 3 de febrero, es la primera que se pronuncia en España sobre una pelea en Youtube. La jueza entiende que la rivalidad que Santomé lleva a juicio es una manifestación de la lógica de confrontación potenciada entre los youtubers como medio para aumentar sus seguidores e ingresos: "Parece que dicha relación se remonta a mucho antes del vídeo objeto de cuestionamiento, y que utilizan dicha 'crítica'  mutua como reclamo", señala.

De igual modo opina el abogado del querellado, David Bravo. En declaraciones a Público, Bravo dice considerar la sentencia "importante" pues toma en cuenta "el clima de tensión" que impera en esta plataforma. "Hay youtubers que dicen auténticas barbaridades y youtubers que, en respuesta, dicen algo de un tono similar", comenta Bravo. "Esto ni siquiera en los programas de salseo más conocidos de la televisión se permitiría, sin embargo, Youtube, que tiene mucho miramiento con cuestiones de copyright, sobre esto permite prácticamente cualquier cosa", afirma Bravo.

La dinámica del 'zasca' que impera en la plataforma genera "personas que se dedican fundamentalmente a insultar a gente", porque el contenido,"cuanto más polémico sea, más agresivo sea, más ofensivo sea, más llama la atención de lo seguidores y consigue más anunciantes y más dinero", afirma el abogado. Es por ello por lo que "la valoración de las palabras de la persona continuamente interpelada tiene que hacerse bajo la óptica de ese contexto tan concreto", señala. 

La dinámica del 'zasca' que impera en Youtube genera personas que se dedican fundamentalmente a insultar a gente

Por todo ello, aunque en el juicio queda probado que el acusado Prego refirió a Santomé injurias como "miserable", "psicópata" o "una hiena que aprovecha cualquier momento de debilidad para devorarte", junto con acusaciones por violencia de género y abuso sexual, en la sentencia se relata que estas responden a injurias previas del demandante, donde prima "el animus defendi" sobre el "animus injuriandi" en el contexto especial de Youtube.

Además, sobre las acusaciones de violencia de género, la jueza recuerda que en efecto hubo dos denuncias por malos tratos y otra por abuso y ciberacoso sexual contra Santomé, las dos primeras archivadas y la tercera resuelta con la absolución del "youtuber".

Durante el juicio, celebrado el pasado 17 de diciembre, Santomé pidió que Prego fuese condenado a nueve meses de cárcel por calumnias y una multa de 15.000 euros por injurias, mientras que en otro procedimiento que se sigue en la vía civil por los mismos hechos ha solicitado una indemnización de 147.940 dólares, ambas denegadas. 

El abogado de Wismichu explica que Santomé, alias Dalas, y otros "youtubers" han dirigido "todo tipo de insultos y acusaciones" contra su cliente, la jueza, los testigos y él mismo, de ahí que haya presentado dos demandas, una ya admitida a trámite por el Juzgado de Primera Instancia número 41 de Barcelona.

Más noticias de Política y Sociedad