Público
Público

El humo provocado por el incendio de Seseña, potencialmente "perjudicial" 

La exposición prolongada a este humo es especialmente nocivo para personas con problemas respiratorias y cardiovasculares. La composición química de los neumáticos provoca que su extinción sea muy difícil.  

Columna de humo proveniente del incendio del cementerio de neumáticos de Seseña vista desde la cercana urbanización El Quiñón.- EFE/Ismael Herrero

EUROPA PRESS

MADRID.- El denso humo provocado por el incendio en el vertedero ilegal de neumáticos en Seseña (Toledo) es "perjudicial" y "preocupante", especialmente para las personas que puedan estar afectadas por enfermedades respiratorias o cardiovasculares, según un experto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

El investigador del CSIC en el Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA) Xavier Querol ha explicado a Europa Press que la composición de este humo, en concentraciones elevadas y en exposiciones prolongadas puede tener efectos sobre las poblaciones cercanas, por lo que aconseja a la población que siga las recomendaciones de las autoridades y permanezcan confinadas.

Así, ha subrayado la importancia de disminuir al máximo la exposición a estas sustancias contaminantes, aunque cuanta más distancia más se diluye su impacto. Se trata de componentes químicos orgánicos, derivados de hidrocarburos que pueden provocar un "impacto" si la exposición es continuada" pero que son "preocupantes "para la población más susceptible.
En concreto, ha precisado que la vida media del carbono negro es de entre un día y una semana, aunque su permanencia también dependerá de la lluvia y de la velocidad del viento.

Querol ha añadido que la composición de este incendio son las ruedas de los vehículos, que tienen una composición orgánica pero también metales como zinc, ya que se usan sulfuros de zinc para dar dureza y consistencia para darles dureza.

A su juicio, el problema aumenta porque se trata de una combustión no controlada, ya que cuando esta quema se realiza en una incineradora, no tiene suficiente oxígeno y se produce una pirólisis parcial.

Además, ha añadido que la quema de los neumáticos libera partículas que no se han llegado a quemar del todo y compuestos de hidrocaburos tanto volátiles como sólidos. "Al ver la humareda negra, creo que son partículas de carbono grafitizado", ha concluido.

http://especiales.publico.es/publico-tv/video/564895" height="371" width="660" frameborder="0" scrolling="no">

El incendio durará al menos una semana y podría ser provocado

Los expertos calculan que el incendio durará al menos entre una semana y media o dos y "difícilmente" ha sido provocado por causas naturales, según considera el vicepresidente de la Asociación Española de Sociedades de Protección contra Incendios (AESPI), Antonio Tortosa.

Tortosa ha señalado a Europa Press que este es el fuego es "más importante" de estas características producido en Europa hasta la fecha, ya que ocupa unas 100 hectáreas de terreno, en las que se encuentran más de 90.000 toneladas de ruedas viejas. El cementerio de neumáticos fue declarado ilegal y a finales de 2015 las administraciones implicadas anunciaron una comisión para intentar desmantelarlo.

Vista aérea del cementerio de ruedas de Seseña (DronesPost.com)

Así, ha admitido que aunque no puede decir aún cómo ha surgido, ha dicho que los neumáticos "no prenden con una chispa, ni con algo muy rápido", porque es un material al que le "cuesta mucho prender", por lo que no descarta que se haya introducido un acelerante. "Cuesta mucho encenderlo y cuesta mucho apagarlo después", ha resumido.

Tortosa ha pronosticado que este fuego "tardará días" en ser extinguido y después de una gran intervención de medios. A su juicio, pasará "de una a dos semanas" para que se pueda dar por controlado y extinguido, aunque admite que eso dependerá también de la meteorología.

Respecto a su origen, no confirma que "haya sido provocado" pero asegura que "difícilmente" ha podido ser por causas naturales o por una colilla. Además, cree que a tenor de las numerosas toneladas existentes será "difícil de apagar" y se tardará "bastante tiempo".

El material de los neumáticos es muy difícil de apagar

Además, ha explicado que los neumáticos no se apagan únicamente con agua, "que no es un extintor total", porque puede acabar con la llama, pero no con la temperatura interna y las brasas, que "durarán varios días", ya que los filamentos metálicos del interior de los neumáticos alcanzan altas temperaturas.
El experto en tecnologías de extinción ha agregado que la forma de atacar este incendio es por zonas, mediante distintos cortafuegos y la retirada de carga de fuego, además de con los medios aéreos de extinción para evitar su propagación.

"Este caso es muy difícil y ese hollín es altamente contaminante por temperaturas. Hay que ir atacándolo poco a poco. La intervención de los medios aéreos además de apagar es para frenar la contaminación", ha comentado.

Entre las medidas de prevención, considera que "no se debería permitir en ningún caso" tener tal cantidad de producto concentrado y por el cumplimiento muy estricto de las normas en los vertederos autorizados.

Finalmente, ha explicado que se puede aplicar un espumógeno aditivo humectante y espumante que se utiliza a muy baja concentración, de modo que el agua aditivada penetra en los sólidos en profundidad, lo que multiplica la eficacia extintora del agua e impide la reignición del fuego. Ese producto es adecuado para extinguir fuegos de neumáticos, en vehículos, en basura y plásticos.

Más noticias