Público
Público

Igualdad Los líderes mundiales comprometen 40.000 millones de dólares para avanzar en la igualdad de las mujeres

Una cumbre en París auspiciada por ONU Mujeres y los gobiernos de México y Francia no busca analizar la situación los avances en Igualdad, sino compromisos para realizar avances en cinco años y los fondos para conseguirlos.

Foro Generación Igualdad
La directora de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka junto al presidente francés, Emmanuel Macron, el Secretario General de Naciones Unidas, Antonio Guterrez y la ministra francesa de Juventus e Igualdad de género, durante la inaugurción del Foro Generación Igualdad. LUDOVIC MARIN / AFP

Más de un cuarto de siglo después de la última conferencia sobre la mujer celebrada en Beijing, los avances en la igualdad de las mujeres han sido escasos y poco profundos y la última crisis financiera, la posterior pandemia de la Covid y el auge del discurso negacionista, están revirtiendo muchos de los logros alcanzados en las últimas décadas

"Una cuarta parte no es igualdad. La igualdad es la mitad"

"Las mujeres ocupan sólo una cuarta parte de los puestos directivos, representan un 25% en los parlamentarios del mundo, suponen una cuarta parte de quiene negocian el cambio climático y forman menos del 25% de las personas que negocian los acuerdos de paz", afirmó Phumzile Mlambo-Ngcuka, directora de ONU Mujeres, en la sesión inaugural de la cumbre. "Una cuarta parte no es igualdad. La igualdad es la mitad", insistió.

Con este panorama en mente este miércoles se inauguró en París el Foro Generación Igualdad, una macrocumbre auspiciada por ONU Mujeres, el Gobierno de México y el de Francia. Se trata de una cumbre planificada para celebrar el 25 aniversario de la celebración de la Conferencia de la Mujer de Beiging en 1995 que fue retrasada el año pasado debido a la pandemia. Esta iniciativa arrancó en México en marzo del año pasado.

A diferencia de lo que ha ocurrido hasta la fecha, esta cita no pretende hacer balance de resultados, analizar la situación de la mujer en el mundo, ni aportar nuevos datos. Todo eso se ha hecho ya en cuatro cumbres internacionales sobre las mujeres celebradas desde 1975 y se recuerda cada año en la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW, por sus siglas en inglés), un órgano destinado a formular políticas de igualdad y empoderamiento de las mujeres en el seno de la ONU.

Lo que pretende esta cita es que Gobiernos, organizaciones civiles y empresas se comprometan a realizar proyectos e iniciativas concretas y aportar financiación para cumplirlos en un plazo de cinco años. Una fórmula innovadora que ha conseguido ya el compromiso de invertir 40.000 millones de dólares (unos 34.000 millones de euros) en el próximo quinquenio. No se trata de intenciones vacías. Quienes se comprometen a impulsar la agenda de la Igualdad deben aportar también fondos y un calendario de cumplimiento. 

No es habitual que los líderes se comprometan a invertir en la igualdad de género. De hecho, muchas de las reuniones de la ONU hasta la fecha han sido una oportunidad para discursos grandilocuentes y anuncios políticos que en la mayoría de los casos no han tenido un respaldo económico ni una urgencia por alcanzar las metas. Desde el año 2000 Naciones Unidas ha planteado dos grandes iniciativas de desarrollo, que incluían medidas concretas para avanzar en la igualdad de las mujeres: los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) que concluyeron en 2015 y los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS), que concluyen en 2030. En términos globales no han conseguido avanzar la agenda de las mujeres y su incumplimiento en la mayoría de los aspectos es flagrante

Tal como afirma el documento Plan de aceleración global hecho público en es foro, "al ritmo actual de progreso más de 2.100 millones de mujeres y niñas vivirán en países que no alcanzarán ninguno de los objetivos clave para la igualdad de género en 2030. Y ninguna mujer o niña vivirá en un país que haya conseguido alanzarlos todos".  "Se trata de una emergencia. No podemos permitirnos ir despacio ahora", afirmó la directora de ONU Mujeres. 

Los fondos comprometidos deberán ir destinados a poner en marcha cientos de nuevas proyectos y políticas de género en seis áreas que incluyen acabar con la violencia de género (que se incrementó durante la pandemia), el empoderamiento económico de las mujeres y la justicia, los relacionados con la autonomía sobre el cuerpo, derechos sexuales y salud reproductiva; acciones para una justicia climática feminista; tecnología e innovación para la igualdad de género y movimientos sociales y liderazgos de las mujeres.

Entre los contribuyentes hasta el momento figuran la Fundación Bill & Melinda Gates con 2.100 millones de dólares para el empoderamiento económico y proyectos de salud sexual y reprductiva; o el Banco Mundial, que ha aportado en torno a 10.000 millones. El foro, que acaba este sábado, espera más compromisos financieros, políticos y programáticos por parte de más de 1.000 personas de diversa índole y que los Gobiernos se comprometan a invertir 17.000 millones de dólares extra

Más noticias