Público
Público

Una jueza prohíbe tratar a un joven en coma con homeopatía

En el auto se establece que el tratamiento que le quieren inyectar al joven por vía intravenosa "tiene en todo caso un carácter paliativo que en ningún modo mejorará la situación del paciente o revertirá el coma en el que se encuentra".

Publicidad
Media: 1.50
Votos: 2

Fachada de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid. / EUROPA PRESS

La magistrada titular del Juzgado de Instrucción número 35 de Madrid ha prohibido a la familia de un joven en coma inducido que se le suministren tres preparados homeopáticos, según informa El País. Los médicos de la Fundación Jiménez Díaz en Madrid, donde se encuentra ingresado el joven tras una operación de apendicitis, se han mostrado en contra de suministrar este tratamiento homeopático al paciente.

El paciente se encuentra en esta situación tras sufrir un paro cardíaco durante una operación de apendicitis en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid. Algo que según la familia está provocado "por una negligencia que le provoca parada cardiorrespiratoria al no colocar correctamente el tubo de respiración".

Francisco C.R. fue operado de urgencia el 23 de diciembre diagnosticado de apendicitis aguda. La intervención transcurrió sin problemas ni quirúrgicos ni anestésicos, pero posteriormente el paciente sufrió problemas que le hicieron entrar en parada cardiorrespiratoria.

El padre del paciente acudió este miércoles a los juzgados para poder administrarle vitamina C y tres preparados homeopáticos tras la negativa de los médicos de la Fundación Jiménez Díaz. Ante esta pugna, los sanitarios tuvieron que pedir la intervencion de agentes del Cuerpo Nacional de Policía y los familiares decidieron emprender acciones legales.

En el auto al que ha tenido acceso ese medio, se establece que el tratamiento que le quieren inyectar al joven por vía intravenosa "tiene en todo caso un carácter paliativo que en ningún modo mejorará la situación del paciente o revertirá el coma en el que se encuentra". Además, la jueza añade que se tendría que imponer "al responsable de la planta la instalación de un tratamiento distinto y, en principio, no curativo que en nada demostraría que la situación del paciente pueda mejorar".

La decisión de la magistrada no es firme y contra ella cabe recurso de reforma (ante la misma jueza) en el plazo de tres días o de apelación (ante la Audiencia Provincial) en el de cinco.

No obstante, la jueza plantea la posibilidad de que la familia ejerza las acciones jurídicas oportunas si considera que hubo una actuación previa imprudente en la operación de apendicitis. Según recoge El País, la familia considera continuar con una vía judicial para que se abra una investigación por una posible negligencia médica.

Más noticias en Política y Sociedad