Público
Público

Karl Lagerfeld Muere el diseñador Karl Lagerfeld

El diseñador alemán, considerado uno de los más influyentes en mundo de la moda, protagonizó varias polémicas por sus continuas salidas de tono machistas. Una de sus últimas controversias fue su crítica y descrédito al movimiento feminista #MeToo.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El icónico diseñador de moda alemán Karl Lagerfeld | AFP/ Bertrand Guay

El diseñador alemán Karl Lagerfeld, considerado uno de los más influyentes en mundo de la moda, ha fallecido este martes en el Hospital Americano de París, tras ser ingresado de urgencia el lunes por la noche.

El icónico diseñador de 85 años, conocido por haber dirigido las creaciones de la firma francesa Chanel desde 1983, fue objeto de las especulaciones surgidas el pasado mes de enero en torno a su estado de salud al no presenciarse en el desfile de alta costura de la casa que dirigió durante 35 años, cita a la que nunca faltaba.

Lagerfeld, que nunca quiso revelar su fecha exacta de nacimiento aunque se baraja que fue el 10 de septiembre de 1933, se encontraba hospitalizado en un centro parisino, aunque las fuentes apuntaron a que había registrado una ligera mejoría antes de su fallecimiento.

Nacido en Hamburgo pero instalado en París desde los años 50, Lagerfeld creó su propio estilo, inconfundible, para abrirse un espacio propio entre las leyendas de la moda y era considerado por muchos como uno de sus grandes iconos.

Vestido siempre de traje negro, la mayoría de las veces con camisa blanca y tocado con alzacuellos, su acento alemán no le impidió convertirse en un personaje mediático en Francia, habitual de los estudios de televisión y también de numerosas campañas humanitarias. Pero fue sobre las pasarelas donde desplegó su talento, renovador y poderoso.

Trabajó para Pierre Balmain, Jean Patou y Chloé, antes de colaborar para la casa italiana Fendi, que en 1965 le convirtió en su director artístico, puesto desde el que en 1983 saltó a Chanel, donde forjó su leyenda.

Las sombras de Lagerfeld

Lagerfeld, reconocido por su perenne atuendo de traje negro, camisa blanca y gafas oscuras, también protagonizó varias polémicas por sus continuas salidas de tono machistas. Una de las últimas controversias del diseñador fue generada por su hartazgo, como él mismo afirmó en una entrevista para Numéro Magazine, del movimiento feminista contra el acoso sexual #MeToo.

"Si no quieres que te bajen los pantalones no te hagas modelo"

Mientras los casos de acoso sexual en la industria del cine y la moda copaban las portadas de todos los medios, el director creativo de Chanel y Fendi fue autor de afirmaciones que subestiman el sufrimiento de las víctimas de acoso, y mostró su incredulidad al asumir que estas habían tardado 20 años en recordar lo sucedido. 

También defendió las denuncias de acoso sexual su compañero de profesión, Karl Templer, con escandalosas afirmaciones. “Una chica que se quejó de que intentó bajarle los pantalones y fue excomulgado de inmediato de una profesión que lo había venerado. ¡Si no quieres que te bajen los pantalones, no seas modelo! Únete a los conventos de monjas, siempre habrá allí un lugar para ti”, fueron algunos de los argumentos esgrimidos por el diseñador para minimizar el escándalo que afectaba a su socio.

Sin embargo, sus salidas de tono también afectaron a la cantante Adele, a quien calificó de "un poco demasiado gorda, pero tiene un rostro bonito y una voz divina". Lo hizo en una entrevista a Metro. Días más tarde, Lagerfeld intentó calmar la polémica pero en lugar de disculparse, aseguró que sus palabras se habían sacado fuera de contexto.

"Si fuera rusa me haría lesbiana porque los hombres allí son muy feos"

Sobre las críticas por la delgadez de las modelos, aseguró que: "Las mamás gordas que se sientan frente al televisor con sus bolsas de patatas fritas son las que dicen que las modelos delgadas son feas... Nadie quiere ver mujeres gordas".

Otra de las frases que no caerán en el olvido es: "Si fuera rusa me haría lesbiana porque los hombres allí son muy feos". En otra ocasión arremetió contra los hombres bajos: "Odio terriblemente a los hombres bajitos y feos… las mujeres pueden ser bajitas, pero para los hombres es imposible. Es algo que nunca perdonarán en la vida… son malos y quieren matarte".

Más noticias en Política y Sociedad