Público
Público

Lepe 22 días en la calle: los temporeros afectados por los incendios de Lepe siguen sin recibir ninguna solución

Decenas de personas se han manifestado para exigir respuestas. Denuncian que existe racismo y discurso del odio en su contra y que el Ayuntamiento mira para otro lado. 

GRAFAND1236. LEPE(HUELVA), 05/08/2020.- Decenas de personas han respondido a la convocatoria del colectivo "Solución Asentamientos" y se han manifestado en Lepe (Huelva) para exigir a las distintas administraciones alojamientos "dignos" para las personas
Manifestación en Lepe para exigir a las distintas administraciones alojamientos "dignos" para las personas migrantes que residen en poblados chabolistas en la provincia. EFE/Julián Pérez

Aprieta la calor, pero no es la que más ahoga. Decenas de temporeros de Lepe (Huelva) duermen en la calle, justo en la puerta del Ayuntamiento. Antes lo hacía en una chabola que compartían entre tres y cuatro personas, hasta que hace unas semanas, con la casualidad todavía inexplicable, ardieron tres de los asentamientos que albergaban a casi 400 personas en esta provincia. Todos trabajadores del campo que intentaron apagar el fuego con las mismas manos que recogen los alimentos de nuestras neveras.

La chabola que habitaba Mamemor también estaba en este asentamiento de Lepe. Él tuvo más suerte que sus compañeros. Un muro frenó el fuego y no ha visto como toda una vida se reducía a cenizas. Sin embargo, esta imagen de terror es algo que no olvidará jamás. "Yo podría haber sido uno o no estar vivo", dice. Ahora, acompaña día y noche al resto de afectados y amigos.

La situación es más insostenible, si cabe. La mayoría de los sobrevivientes lo han perdido todo: dinero, fotos, documentación y hasta perros que acogían. Aunque el fuego arrasara también con la esperanza, este miércoles han vuelto a plantarse con dignidad en una manifestación que comenzó a las 10 de la mañana y que durante tres horas han pedido "una solución para todas las personas afectadas por estos incendios". "El Ayuntamiento de Lepe tiene que dejar de mirar hacia otro lado. Queremos que se acabe el racismo institucional. No somos trabajadores de usar y tirar. Somos personas. Vecinas y vecinos de Lepe", apunta Haya Fofana, integrante de la Asociación de Nuevos Ciudadanos por la Inteculturalidad (ASNUCI).

Con pancartas bajo el lema de "Stop chabolas", "Lepe será la tumba del racismo" y "Regularización Ya", entre otras, más de 300 personas se han manifestado, según la plataforma convocante "Solución Asentamientos", integrada por diferentes colectivos. Y aunque la reivindicación esta prevista desde hace semanas, a última hora el Ayuntamiento, gobernado por el Partido Popular, solicitó a la Subdelegación del Gobierno en Huelva que la prohibiera sin éxito.

Pero la presión solo ha servido para que salieran a la calle con más ganas, con todo el protocolo sanitario y, por supuesto, con mascarillas. "El discurso del Ayuntamiento solo sirve para alimentar el odio hacia nosotros, pero la verdad es solo una y la gente lo sabe. Basta ya de mensajes manipuladores de políticos que han mostrado su incapacidad desde el incendio del 13 de julio a día de hoy", señala Fofana.

Solución ya

La manifestación ha terminado en el mismo lugar donde ahora duermen los temporeros, la mayoría procedentes de Mali y Senegal, ante la falta de una respuesta habitacional. "Esto no es algo nuevo. Ocurre desde hace más de 20 años. Ya estamos cansados y nos hemos reunido con el Ayuntamiento para ofrecerle soluciones, pero siguen sin hacer nada", contesta Fofana, que añade que ellos no quieren una vivienda gratis, sino "pagar una vivienda con una solución digna que se puede sostener con el trabajo".

Por su parte, el Ayuntamiento de Lepe solo ha ofrecido una alternativa hasta el momento: instalar un campamento en polígono industrial La Gravera, a 7 kilómetros del pueblo. Sin embargo, el pasado 25 de julio, la Unidad Militar de Emergencias de España, inspeccionó la zona que concluyó con un informe desfavorable y se marcharon. "Nosotros no nos hemos negado a esta solución, ha sido la UME la que ha dicho que no. Esta zona está muy lejos, no hay tiendas, ni nada. Lo peor de todo es que tan lejos no nos permite socializar con la gente de aquí, lo que nos dejaría apartados", apoya este integrante de ASNUCI.

Manifestación en Lepe para exigir a las distintas administraciones alojamientos "dignos" para las personas migrantes que residen en poblados chabolistas en la provincia. EFE/Julián Pérez

Cuando en cualquier lugar de España hay una catástrofe que afecta a las vidas humanas, las instituciones ponen en marcha un protocolo de emergencia para todas aquellas personas que necesitan alojamiento a través de albergues o polideportivos. Sin embargo, esta respuesta no ha llegado para los temporeros afectados por el incendio que de Lepe o Lucena del Puerto. Cansados de esta situación y de vivir entre plásticos donde quedaban aislados, los temporeros han decidido ser más visibles que nunca y "se quedarán en la plaza, noche y día, hasta que se tome una solución. Tenemos documentación. Tenemos derechos. Nuestra sangre es del mismo color que la de todos", afirma Mamemor.

22 días y sin fin

Vivir en la calle no es fácil. Y mucho menos ahora que la Organización Internacional de la Salud y las expertas nos han dicho una y otra vez eso de "quédate en casa", así como guardar el distanciamiento social o la importancia de la higiene. Todo esto son handicaps con los que ya antes se encontraban los temporeros en las chabolas, pero que ahora se sigue agravando. "Dormir en esta plaza es muy peligroso y además está habiendo rebrotes por todos lados y estamos indefensos aquí sin poder tomar medidas", explica Mamemor.

Manifestación en Lepe para exigir a las distintas administraciones alojamientos "dignos" para las personas migrantes que residen en poblados chabolistas en la provincia. | EFE/Julián Pérez

A la falta de medidas para la salud, se le suma la necesidad de tener un descanso para ir a trabajar o una alimentación básica. Todo lo que llega es por la colaboración de la vecindad y asociaciones que aportan fruta, agua para hacer frente a las altas temperaturas, conservas y pan. El resto del tiempo, duermen para soñar que esto acaba y que por fin llega una solución.

Más noticias de Política y Sociedad