Público
Público

Ley LGTBI Cantabria aprueba su ley de derechos LGTBI con el único voto en contra de Vox

La norma, que ha salido adelante con 53 enmiendas planteadas, ha sido calificada por distintos grupos parlamentarios como un "primer paso" hacia la igualdad y la lucha contra la discriminación del colectivo LGTBI.

Imagen de archivo de una bandera LGTBI
Imagen de archivo de una bandera LGTBI — EFE

EFE

El Parlamento de Cantabria ha aprobado este lunes la ley LGTBI autonómica con el voto a favor de PRC, PP, PSOE y Ciudadanos, que han destacado el consenso alcanzado para dar "este primer paso" hacia la igualdad y la lucha contra la discriminación de esos colectivos, y el único rechazo de Vox, que la ha tachado de "ideológica" y que considera que solo busca generar "discordia".

Por parte del Gobierno, su portavoz, el vicepresidente y consejero de Igualdad, Pablo Zuloaga, ha reivindicado la necesidad de esta ley, que ha enmarcado en el compromiso del Ejecutivo regional con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, y que representa un "paso adelante" en la mejora del modelo de convivencia en Cantabria, que acerca a la región a una sociedad más justa.

"Hoy es un día de orgullo. De orgullo por que debemos al colectivo LGTBI un reconocimiento y protección a su participación plena en la ciudadanía", ha subrayado Zuloaga, quien ha recordado que fue el PSOE el que impulsó esta ley, que no pudo salir adelante en la pasada legislatura, y que ha agradecido a los colectivos implicados y a los grupos parlamentarios su trabajo intenso para lograr un acuerdo.

En la misma línea, los diputados Emilia Aguirre (PRC), César Pascual (PP), Noelia Cobo (PSOE) y Diego Marañón (Cs) ha incidido en la necesidad de una ley que alcanza a "todos" los cántabros, pero que, según han precisado, "no representa el final, sino el principio", por lo que han reclamado la implicación de las instituciones y de toda la sociedad cántabra en la lucha contra la discriminación de los colectivos LGTBI.

El único voto en contra ha llegado de Vox, cuyo diputado Armando Blanco ha argumentado esta decisión en que se trata de una ley "innecesaria", que tiene, a su juicio, como "único objetivo" el de "crear víctimas" para eliminar derechos fundamentales recogidos en la Constitución Española como el de que los padres puedan educar a sus hijos conforme a sus valores.

Este argumento ha tenido la respuesta del resto de grupos, que le han replicado que el objetivo de esta ley es la igualdad y los derechos de los colectivos afectados y que le han reprochado a este partido que se ha quedado solo "dando la espalda" a los cántabros.

La ley de Cantabria de garantía de derechos de las personas lesbianas, gais, trans, transgénero, bisexuales e intersexuales y no discriminación por razón de orientación sexual e identidad de género está compuesta por un título, 58 artículos, una disposición adicional, otra derogatoria, tres disposiciones finales y una exposición de motivos.

La norma ha salido adelante con 53 enmiendas planteadas por los distintos grupos parlamentarios al texto inicial aprobado por el Gobierno de Cantabria y que llegó al Parlamento regional. 

Más noticias de Política y Sociedad