Público
Público

Madrid y Catalunya, las comunidades más afectadas por la covid, a la cabeza en recursos sanitarios privados

El grado de privatización creció durante los años previos de la pandemia en todas las comunidades autónomas: Madrid y Catalunya lideran el ránking desde hace cinco años, aunque fueron Andalucía y Asturias las regiones en las que el crecimiento fue mayor entre 2018 y 2019.

29/06/2020 - Concentración en la Puerta del Sol para exigir la protección de la sanidad pública. / REUTERS - SUSANA VERA
Concentración en la Puerta del Sol para exigir la protección de la sanidad pública. / REUTERS - SUSANA VERA.

Los recortes y las privatizaciones han tenido una consecuencia clara en la pandemia. Todos los profesionales sanitarios han reclamado reforzar la Sanidad Pública, desde Salud Pública a Atención Primaria y hospitalaria, como medida clave para hacer frente al coronavirus. Cuando comenzó la pandemia partíamos de una mala situación: entre 2018 y 2019 creció el negocio de la sanidad privada en todas las comunidades autónomas. Madrid y Catalunya lideran el ránking al menos desde 2014, aunque el grado de privatización creció de forma más rápida en Asturias y Andalucía en el último año.

Estos datos los muestran el séptimo informe sobre la privatización sanitaria de las comunidades autónomas de la Federación de Asociaciones por la Sanidad Pública (FADSP). ¿Cómo entendemos estos datos respecto a la afectación y a la gestión de la pandemia? Marciano Sánchez Bayle, presidente de FADSP, señala que las dos líderes, Madrid y Catalunya, son "las comunidades que peor han respondido a la pandemia". "Esto significa que hay en comunidades en las que hay acceso al sistema público y en otros en los que tiene que recurrir al privado porque el público se ha ido debilitando. Durante muchos años el sistema ha tenido una deriva privatizadora y esto se ha visto en la capacidad de respuesta ante la crisis sanitaria", valora a Público.

El gasto sanitario privado se ha incrementado en todo el país. En los últimos diez años se ha pasado de destinar un 24,6% a un 29,2% respecto al total de gasto, según los últimos datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), a la vez que se ha reducido el presupuesto total pasando de un 6,78% del PIB en 2009 al 6,37% en 2019. "Los recortes y el deterioro de la Sanidad Pública, han sido y continúan siendo el principal incentivo para el crecimiento del sector privado, y por eso es una de las estrategias utilizadas para favorecer la privatización", valoran desde FADSP. 

De hecho, los seguros privados han tenido un gran crecimiento: "En 2018, el 3,6% y en 2019, el 3,01%, con un total de 10,587 millones de afiliados en 2019, a los que hay que sumar los 1,580 millones de personas provenientes del mutualismo administrativo. Igualmente se ha incrementado el gasto de bolsillo que paso de ser el 19,5% del gasto sanitario total en 2009 al 24,2% en 2018", detalla el informe.

Madrid, a la cabeza. Extremadura, a la cola.

El informe utiliza hasta nueve variables para analizar el grado de privatización sanitaria por comunidades a través de los datos del Ministerio de Sanidad, Ministerio de Hacienda, Instituto Nacional de Estadística y memorias de diferentes mutuas sanitarias como MUFACE, MUGEJU e ISFAS, IDIS, de los años 2018-2019.

Las variables analizadas son: el porcentaje de población cubierta por Mutualidades de Funcionarios, el gasto en seguros privados per cápita, el gasto sanitario de bolsillo per cápita, el porcentaje de camas hospitalarias privadas sobre el total, el porcentaje del equipamiento de alta tecnología en hospitales privados sobre el total, el porcentaje del gasto sanitario dedicado a contratación con centros privado, el número de consultas anuales a especialistas del sector sanitario privado por cada 1.000 habitantes y la presencia de modelos de colaboración público- privada.

De acuerdo a estos criterios se han puntuado a todas las comunidades, obteniendo un resultado promedio de 18,40 puntos, sobre un máximo de 29 puntos posibles, y se han clasificado las tres comunidades en tres grupos.

Las comunidades autónomas que lideran el ranking del informe de este 2020 lo están haciendo desde 2014, siendo siempre Madrid y Catalunya las dos primeras. Sánchez Bayle explica que en estas dos comunidades ha existido una clara política privatizadora desde los gobiernos autonómicos mientras que en las islas destaca la alta presencia de turistas que explica que la sanidad privada se haya hecho muy "potente" mientras ha ido disminuyendo la pública. Aunque han sido Andalucía y Asturias las que han tenido los movimientos más llamativos en cuanto a mayor privatización entre los informes de los últimos años: Andalucía ha aumentado 7 puestos y Asturias 4. A la cola se encuentra Extremadura, que ha sido la única que se ha mantenido en el grupo de menor grado de privatización desde 2014.

El médico y portavoz de FADSP insiste en la diversidad que hay por comunidades autónomas y en la afectación que esto tiene en la población: "No es razonable que la protección de la salud de una persona sea menor porque viva en Madrid que en Extremadura", insiste. Además, lamenta que los datos en España no estén actualizados, una falta de transparencia de datos general que hay en todas las administraciones, pero incide en que la deriva privatizadora se ha mantenido en comunidades como Madrid y Catalunya durante toda la pandemia.

¿La pandemia cambiará esta deriva tras haber mostrado claramente la necesidad de un sistema público fuerte y de calidad? Es una incógnita que aún no está resuelta, pero Sánchez Bayle ve una gran oportunidad en los Presupuestos: "Igual que se ha incluido que los fondos públicos no financien centros escolares que segregan por sexo, se puede ligar los fondos públicos con el sistema público sanitario".

Más noticias de Política y Sociedad