Público
Público

Los madrileños pueden votar en qué gastar 60 millones del presupuesto de Carmena para 2017

Hasta el 31 de marzo todas las personas empadronadas en Madrid de más de 16 años podrán hacer propuestas y del 15 de mayo al 30 de junio se podrán votar las mejores, para los primeros presupuestos participativos del consistorio

Fachada del Ayuntamiento de Madrid

PÚBLICO 

MADRID.- Los madrileños podrán votar hasta el 30 de junio a qué quieren invertir hasta 60 millones de euros en los primeros presupuestos participativos de la ciudad de Madrid, los de 2017, han informado este lunes en rueda de prensa la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, el delegado de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto, Pablo Soto, y la portavoz socialista en el Ayuntamiento, Purificación Causapié.

"Será el proceso de participación para unos presupuestos que se interpele a más población de Europa", ha destacado Soto, que ha confesado que esta presentación es otro de los "retos maravillosos" a los que se enfrenta desde la delegación.

Este procedimiento supondrá que cualquier vecino pueda plantear ideas sobre en qué gastar 60 millones de euros, de los que 24 millones serán para proyectos de toda la ciudad y 36 para planes de distrito, distribuidos de forma proporcional al número de habitantes e inversamente proporcional a la renta per cápita de cada uno de ellos. 

Hasta el 31 de marzo todas las personas empadronadas en Madrid de más de 16 años podrán hacer propuestas y del 15 de mayo al 30 de junio se podrán votar las mejores. La recogida de propuestas han empezado este lunes en decide.madrid.es o presencialmente en cualquiera de las 26 oficinas de atención a la ciudadanía. El Ayuntamiento, con las propuestas, hará dos informes: uno que establezca la viabilidad legal y otro que determine el coste económico. las ideas ganadoras se incluirán en las cuentas municipales de 2017.

Los presupuestos participativos nacieron en Porto Alegre (Brasil) en la década de los 80. Desde entonces se han extendido de manera progresiva, con ejemplos como el de París, cuyos residentes deciden cómo gastar 426 millones de euros, o Nueva York, donde el año pasado se dedicaron 32 millones a este capítulo.

Islandia es otro de los países de referencia al respecto. Allí, cerca de la mitad de la población, ya ha participado en el proceso. Cada año se gastan 1,8 millones de euros en proyectos propuestos por la población para los distintos barrios de Reikiavik.