Público
Público

Maltrato animal Vila-real celebra el toro embolado en plena segunda ola de la pandemia

Animalistas denuncian que el sábado 17 de octubre se celebró un espectáculo taurino con toros de fuego, una de las prácticas de tauromaquia más polémicas del Estado por su estética de la violencia.

Imagen del toro embolado celebrado en Villarreal el pasado 17 de octubre, en plena pandemia. AnimaNaturalis
Imagen del toro embolado celebrado en Villarreal el pasado 17 de octubre, en plena pandemia./ AnimaNaturalis

alejandro tena

El maltrato animal no cesa. Ni siquiera la pandemia impide que algunas de las tradiciones más atroces se sigan desarrollando. Tanto es así que colectivos animalistas denuncian que el sábado 17 de octubre el municipio de Vila-real (Castellón) ha celebrado el toro embolado, una práctica vinculada a la tauromaquia en la que se colocan unos herrajes prendidos de fuego en la cornamenta del toro.

Desde AnimaNaturalis, anuncian a Público que están estudiando emprender medidas legales sobre la celebración de este acto en mitad de una pandemia. Si bien es cierto que el toro embolado está permitido por los reglamentos taurinos de la Comunitat Valenciana, desde la organización animalista consideran que su festejo –además de conllevar escenas de maltrato animal– va contra la seguridad sanitaria requerida por el coronavirus. De hecho, en el vídeo del acto se puede ver como multitud de participantes se congregan sin distancia para inmovilizar al toro antes de prender fuego las cornamentas

Desde el Ayuntamiento, informan a este diario que el recinto donde se celebran los espectáculos taurinos cumple con las autorizaciones de la Generalitat y explican que la Policía Autonómica se encarga de supervisar el cumplimiento de los aforos, reducidos por la covid-19. Respecto al toro embolado del sábado 17 de octubre, el Consistorio dice no poder confirmar que las imágenes del toro con su cornamenta en llamas hayan acontecido en el municipio castellonense

Aïda Gascón, directora de la organización en defensa de los animales, confirma a este medio que las grabaciones fueron realizadas en el interior del recinto taurino portátil de Vila-real. Algo que se puede constatar a través de Montauro, empresa gestora del recinto, que anunciaba el toro embolado en un cartel que difundido en las redes sociales. Además, el pasado 9 de octubre el propio Ayuntamiento promocionaba en su página web un espectáculo de toros embolados similar al ocurrido este sábado. No sólo eso, sino que el próximo sábado día 24 se celebrará otro acto taurino con fuego.

El toro embolado es uno de los festejos taurinos más polémicos de España. Su celebración está vetada en casi todas las Comunidades Autónomas, a excepción del País Valencià y algunas zonas del sur de Catalunya. Según AnimaNaturalis, anualmente se celebran cerca de mil toros de fuego con consecuencias muy graves para la salud de los animales. "Aunque no se visibilice la sangre o la muerte durante el festejo, los animales sufren y suelen tener roturas, quemaduras y lesiones durante el acto. Muchos de los toros son utilizados durante años sólo para esto", denuncia Gascón.

Más noticias de Política y Sociedad