Público
Público

Marilyn Manson Varias mujeres acusan a Marilyn Manson de abusos sexuales

Tras el testimonio de la actriz Evan Rachel Wood y otras víctimas, la discográfica Loma Vista Recordings anunció a principios de febrero el despido del artista y aclaró que no participará con él en ningún proyecto.

El cantante Marilyn Manson en una imagen de archivo
El cantante Marilyn Manson en una imagen de archivo. REUTERS

Han pasado más tres años desde que los escándalos de Harvey Weinstein destaparan cientos de casos de abusos sexuales en Hollywood, un efecto dominó que en 2021 ha recobrado fuerza con una lista de denuncias contra destacados nombres del cine, la música y la política.

Uno de esos nombres ha sido el de la estrella del metal Marilyn Manson, cuya polémica comenzó cuando la actriz Evan Rachel Wood denunció, a principios de febrero, que fue víctima de "terribles" abusos durante años por parte de quien fue su pareja hasta 2010.

"El nombre de mi agresor es Brian Warner, conocido en el mundo como Marilyn Manson. Comenzó a prepararme cuando era una adolescente y abusó horriblemente de mí durante años", aseguró Wood en Instagram, quien salió con el cantante cuando tenía 19 años y él 38.

La protagonista de Westworld había asegurado en numerosas ocasiones que fue maltratada por parte de un compañero sentimental que hasta hace unas semanas no había sido identificado.

A las declaraciones de Wood, se unieron otras cuatro mujeres: Ashley Walters, Sarah McNeilly, Ashley Lindsay Morgan y Rose McGowan, denunciaron haber vivido abusos físicos y mentales por parte del cantante.

Días después, tras mencionar el nombre de Manson salieron testimonios similares de la cantante Phoebe Bridgers, que mostró su apoyo a las mujeres maltratadas por el artista. 

"Fui a la casa de Marilyn Manson con unos amigos cuando era adolescente. Me consideraba una gran fan suya. Se refirió a una habitación de su casa como la habitación de las violaciones, pensé que solo tenía el horrible sentido del humor típico de universitarios. Dejé de ser su fan. Estoy con todas las que lo sacaron a la luz"

También se han sumado las voces de gente que trabajó con él, como la estilista Love Bailey: "No soy fan de la cultura de la cancelación pero cuando alguien como Marilyn Manson te apunta con una pistola a la cabeza, es hora de hablar".

El músico se defendió al decir que eran "horribles distorsiones de la realidad", pero no fue suficiente para evitar que su discográfica prescindiera de su contrato.

Aunque, según alega Bridgers en un segundo tuit, "los directivos de la discográfica lo sabían, la banda lo sabía. Tomar distancia ahora y fingir estar conmocionados y horrorizados es jodidamente patético". 

Una oleada de acusaciones que reflejan que el movimiento #MeToo está lejos de terminar y continúa sacando a la luz casos de abusos. 

Más noticias de Política y Sociedad