Público
Público

Uso de las mascarillas Las cinco grandes dudas sobre el uso obligatorio de las mascarillas

La orden del Ministerio de Sanidad que regula el uso generalizado de este material arroja algunas sombras sobre esta medida, que entra en vigor este jueves.

Imagen de archivo del reparto de mascarillas a la población. EFE/Julián Pérez
Imagen de archivo del reparto de mascarillas a la población. EFE/Julián Pérez

P. A. C.

¿Dónde es obligatorio el uso de mascarillas? ¿Quiénes están obligados? ¿Por qué deben usarse este producto? ¿Qué tipo es más conveniente? El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica este miércoles la orden del Ministerio de Sanidad que regula el uso generalizado de las mascarillas. El texto informa de aspectos básicos sobre el uso de las mascarillas, pero al mismo tiempo arroja algunas dudas sobre una medida que entra en vigor este jueves. Cabe recordar además que la manera de colocarse este producto también es relevante, ya que su eficacia depende de ello.

¿Hay sanciones?

La orden ministerial contempla el uso obligatorio de mascarillas para los mayores de seis años en los espacios cerrados y en la calle cuando no se pueda garantizar una distancia mínima de dos metros. Pero, ¿qué pasa si no se cumple la norma? El texto no habla de este supuesto ni hace referencia a posibles sanciones en caso de que no se lleve a cabo dicha medida. Horas más tarde, Europa Press ha avanzado que, según fuentes del Ministerio de Interior, la Policía informará a los ciudadanos de la obligatoriedad de llevar mascarilla y multará en caso de que no se atienda a este requerimiento.

¿Qué significa "causa de fuerza mayor o situación de necesidad"?

Entre las excepciones que contempla el Ministerio de Sanidad para el uso de esta protección, pese a que no se pueda mantener una distancia de dos metros, se encuentra por "causa de fuerza mayor o situación de necesidad", pero no aporta más datos al respecto. ¿Cuál es el umbral que determina si una persona o familia está en situación de necesidad y queda exenta de utilizar esta medida?

¿Cómo podrán acceder las familias con pocos recursos a las mascarillas?

En la línea de la pregunta anterior, y aunque una persona o familia no tenga que utilizar la protección, si no garantiza la distancia de seguridad, puede llegar a comprometer tanto la salud pública como su propia salud, además de profundizar su situación de desigualdad. Para estos casos, el Gobierno, de momento, no ha planteado ninguna ayuda económica o refuerzo de material sanitario. Teniendo en cuenta que el precio establecido para cada mascarilla quirúrgica individual es del 0,96 céntimos, cada ciudadano invertiría una media de 24 euros al mes, sin contar los fines de semana ni los periodos extralaborales. Asimismo, según ha denunciado la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), una familia de cuatro miembros podría gastar alrededor de 115 euros, un coste que se vuelve inviable para familias con pocos recursos o con varios miembros. 

¿Mascarillas para todos?

¿Habrá material suficiente para toda la población que lo necesite? Dados los problemas de desabastecimiento que ha habido durante el pico de la pandemia, ¿se podrá garantizar que todos los ciudadanos dispongan de este material, ahora que es obligatorio, y que al mismo tiempo no repercuta en la falta del mismo para los sanitarios? La incógnita se mantiene abierta. El cuanto el reparto de este material a toda la población, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha recordado este martes que esta responsabilidad depende de las comunidades autónomas. Asimismo, el Gobierno ha distribuido 100.802.812 de mascarillas tipo I, II y y IIR, según ha señalado en una nota del Ministerio de Sanidad.

¿Qué actividades impiden su uso?

Otras de las excepciones que recoge el uso obligatorio de este material es la relativa al "desarrollo de actividades en las que, por la propia naturaleza de estas, resulte incompatible" su uso, pero sin detallar nada más. En el preámbulo de la orden, sí recoge que estas actividades pueden ser tales como "la ingesta de alimentos y bebidas", pero ¿esta excepción arropa, por ejemplo, a las personas que salen a correr o a hacer deporte? "Es una cuestión de ser razonables, si estamos haciendo un esfuerzo excesivo que con las mascarilla no se puede realizar, no tiene que ser mayor problema no utilizarla. Lo más importante es llevarla aunque sea en el bolsillo", ha respondido este miércoles Fernando Simón al ser cuestionado por esta excepción. 

Más noticias de Política y Sociedad