Público
Público

Los médicos restringen las visitas a María Teresa Campos por su delicado estado de salud

La atención de los medios de comunicación y amigos produjo una subida de tensión a la presentadora que rápidamente fue controlada a tiempo por los médicos de la Fundación Jiménez Díaz.

María Teresa Campos.

europa press

Ayer informábamos de que María Teresa Campos había recibido la visita del hijo de Bigote Arrocet, Maximiliano, para tomar una decisión a cerca de si avisar o no al concursante de Supervivientes sobre el estado de salud de su pareja, visita a la que se sumaron varias sorpresas a lo largo del día y que han agravado el delicado estado de salud de la presentadora, que permanece ingresada en el hospital tras sufrir una isquemia cerebral.

Las continúas visitas y emociones que recibió María Teresa durante el día de ayer, le han provocado una subida de tensión a última hora del sábado. Aunque fue controlada a tiempo los médicos de la Fundación Jiménez Díaz han decidido restringirle las visitas con la intención de que permanezca tranquila y "emocionalmente estable". Un susto tanto para la presentadora como para sus hijas, que permanecen a su lado las 24 horas del día.

A la continua presencia de medios de comunicación en los alrededores del hospital hay que sumar la visita de amigos como Paolo Vasile o Jorge Javier Vázquez. Muestras de cariño que tanto Terelu Campos como Carmen Borrego agradecen, pero que tendrán que medir con la intención de no afectar al estado de salud de su madre, que ayer decidió que en caso de empeorar avisaría a Edmundo Arrocet de lo sucedido.