Público
Público

Muere una mujer estrangulada por las correas de sujeción en una residencia de Madrid investigada por otro caso similar

El centro de mayores de Villa del Prado se encontraba bajo investigación por la muerte de otra interna de 96 años tras una caída en su silla de ruedas al salir sola de las instalaciones.

19/01/22. Protesta por la gestión de las residencias de mayores en la Comunidad de Madrid, en Madrid, a 15 de junio de 2021.
Protesta por la gestión de las residencias de mayores en la Comunidad de Madrid, en Madrid, a 15 de junio de 2021. Alejandro Martínez Vélez / Europa Press

Una mujer con alzhéimer murió estrangulada por las correas de sujeción en la residencia para personas mayores de Villa del Prado (Madrid), según ha publicado El País. El fallecimiento de la mujer asfixiada se produjo el pasado junio, cuando un cuidador del centro descubrió el cuerpo sin vida de la residente. Según fuentes cercanas, la directora de la residencia ha tratado de ocultar el suceso.

El centro ya estaba siendo investigado por la muerte de otra interna de 96 años que se precipitó por una rampa tras salir sola en su silla de ruedas. La mujer falleció por las heridas ocasionadas después de impactar con un muro.

A pesar de que la residencia pertenece a la Comunidad de Madrid, está gestionada por la empresa Sacyr Social, que recibe 2,7 millones de euros públicos al año. El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso prorrogó el contrato en abril del año pasado, aunque tenía conocimiento del primer caso y el centro había recibido dos multas por falta de personal.

Una portavoz de la Guardia Civil ha confirmado que varios agentes se presentaron en la residencia en julio, tras recibir una denuncia en los juzgados de Navalcarnero. Aunque se desconoce qué instrucción lleva el caso.

Las sujeciones se utilizan en las residencias como medida de protección para evitar caídas o en casos en los que la interna presenta algún tipo de enfermedad como el alzhéimer que sufría la víctima, en el que podría hacerse daño deambulando. Muchos colectivos denuncian que se abusa de este recurso para aligerar el trabajo de los cuidadores y puede resultar perjudicial para las internas.

Las dos investigaciones a la residencia de Villa del Prado continúan abiertas y pueden esclarecer las causas de las dos muertes que se han producido en poco tiempo.

Más noticias