Público
Público

Devoluciones en Caliente Ceuta Primeras devoluciones en caliente en Ceuta del Gobierno de Sánchez pese a sus promesas de eliminarlas

Al menos ocho personas han sido devueltas automáticamente por la Guardia Civil a través de la valla. El presidente del Gobierno se comprometió a eliminar estas prácticas por las que España fue condenada el año pasado por el Tribunbal Europeo de Derechos Humanos

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

Agentes de la Guardia Civil devuelven a dos migrantes a través de la valla fronteriza entre Ceuta y Marruecos.- FARO DE CEUTA

Primer salto de migrantes a la valla de Ceuta y primeras devoluciones en caliente a Marruecos de la etapa de Pedro Sánchez en el Gobierno. Agentes de la Guardia Civil han efectuado este jueves al menos ocho devoluciones de personas a través de la valla fronteriza de Ceuta tras el intento de cientos de migrantes de superar el vallado. Varios de ellos se quedaron encaramados durante varias horas en lo alto de la valla y fuentes del Instituto Armado han afirmado que "se ha seguido el protocolo" habitual en estos casos, es decir, devolverlos automáticamente una vez bajan, aunque han logrado entrar en Ceuta alrededor de 700 personas de origen subsahariano.

Fuentes del Ministerio del Interior admiten que se han producido devoluciones sumarias  y recuerdan que es "en cumplimiento a la legislación vigente".

Las devoluciones son una práctica habitual a la que el Gobierno del PP intentó dar cobertura legal creando la figura del "rechazo en frontera" en las vallas de Melilla y Ceuta, aunque el Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenó el año pasado al Estado español por dos de estas devoluciones, al entender que vulneraban los derechos de las personas migrantes a un recurso judicial efectivo de su expulsión.

Con estas devoluciones, filmadas por El Faro de Ceuta, Sánchez afronta una de sus primeras contradicciones entre lo prometido y lo realmente aplicado. Durante su etapa en la oposición, el PSOE fue muy crítico con estas prácticas y exigió su retirada a Rajoy, a pesar de que también se practicaron durante los Gobiernos socialistas. Sánchez se reafirmó en una entrevista reciente en Eldiario.es, en la que se le preguntó directamente si pensaba eliminarlas. "El Gobierno se ha comprometido a ello", aseguró.

Su Gobierno también tuvo el gesto de revisar el recurso que interpuso en Gobierno de Rajoy  a la condena de Estrasburgo por las devoluciones en caliente. El Ministerio de Justicia, dirigido por Dolores Delgado, envió una carta a la corte europea de Derechos Humanos en la que afirmaba que el nuevo Gobierno se había dado cuenta “de inmediato de la destacada importancia” de los dos casos de migrantes que decidieron llevar su expulsión automática y sin garantías. De hecho, solicitó un aplazamiento de la vista fijada para ese recurso que el Tribunal aceptó.

El ministro del Interior, Grande-Marlaska, el pasado 19 de junio, rebajó las expectativas de Sánchez al afirmar, en cuanto a las llamadas devoluciones en caliente en la fronteras de Ceuta y Melilla, se comprometía a "estudiarlas jurídicamente y sacar una conclusión efectiva", algo que haría "con la seguridad e urgencia que cada cuestión pueda requerir".

Mientras el Gobierno lo estudia, varios migrantes han vuelto a ver vulnerados sus derechos, reconocidos por el Convenio Europeo de Derechos Humanos.