Público
Público

Racismo Agentes de los Mossos insultan y agreden a un joven durante una detención: "Negro de mierda, hijo de la gran puta"

La grabación de audio realizada por el arrestado permite escuchar constantes vejaciones y golpes por parte de los agentes. "Soy racista, mucho, pero si fueras blanco, te habría pegado igual de fuerte o más", dice uno de ellos. 

El joven relatando las agresiones que sufrió por parte de agentes de los Mossos | Youtube
El joven relatando las agresiones que sufrió por parte de agentes de los Mossos | Youtube

público

Un juzgado de Manresa está investigando la actuación de seis agentes de los Mossos d'Esquadra durante la detención de un joven de 21 años el pasado mes de enero de 2019. "Negro de mierda, hijo de la gran puta", "eres un mono", "racista no, lo siguiente", son algunos de los insultos y vejaciones que la víctima consiguió grabar con su teléfono móvil en el momento en el que se produjeron los hechos y de los que se ha hecho eco La Directa. En el audio también se escuchan constantes golpes.  

Según el testimonio del joven Wubi, recogido en una denuncia por SOS Racisme, entidad que representa a la víctima, él salía de su domicilio cuando los agentes estaban ejecutando una orden de entrada en en edificio en el marco de un proceso de desahucio. Al verle, le pidieron la documentación, se burlaron de él y le lanzaron bolsas de basura mientras le empujaban y escupían, por lo que Wubi echó a correr.

Después, al tratar de alertar a sus vecinos de este episodio, Wubi llamó por teléfono a uno de ellos, que en ese momento ya estaba siendo registrado. Así, uno de los agentes cogió el móvil y amenazó a Wubi con imponer una orden de búsqueda y captura en su contra si no regresaba al piso. Fue en ese momento en el que Wubi activó la grabadora de su móvil. 

A su regreso al bloque de pisos, el joven fue conducido hasta el parking del edificio por los agentes, mientras gritaba "me estáis haciendo daño, me estáis ahogando". Según la víctima, fue reducido al suelo, y es en ese momento es en el que empiezan los golpes mientras prosiguen los insultos y vejaciones: "Tu eres un mono, hostia".

"La dinámica en la que el mismo agente le cogía para ponerle de pie al tiempo que le exigía que se sentara se repitió durante la intervención", explica la denuncia. Además, señala que mientras era trasladado al vehículo policial continuaron las amenazas y las agresiones: "Esa por la de antes y esta por la de ahora", dice uno de los mossos mientras continúan los golpes. Además, otro de los agentes reconoce que le han pegado: "Soy racista, mucho, pero si fueras blanco, te habría pegado igual de fuerte o más". "Te lo he dicho por teléfono, que te iba a pegar una hostia que te iba a dejar blanco", afirma otro agente. 

Tras ser detenido y pasar por comisaria, según SOS Racisme, Wubi fue trasladado al Centro Hospitalario Sant Joan de Déu, donde le hicieron pruebas médicas y radiografías "en presencia de los agentes". Luego le pusieron a disposición judicial por un presunto delito contra la salud pública, pero el caso fue archivado.

Desde SOS Racisme han emitido un comunicado en el que afirman que este caso "no es únicamente consecuencia de la ideología racista de un grupo de agentes del cuerpo de Mossos, sino que viene determinado por el contexto de falta de mecanismos de control, impunidad, racismo y corporativismo policial en la que los agentes trabajan".

Más noticias de Política y Sociedad