Público
Público

Recuerda, esta noche, a las 2 serán las 3 Todo lo que necesitas saber sobre el cambio de hora 

A las 2:00 horas de la madrugada serán las 3. Hubo posibilidades de que fuera la última variación forzada de nuestros relojes, pero el Gobierno decidió posponerlo hasta 2021.

Cambio de hora. A las 2 serán las 3.

público | europa press

La madrugada del próximo sábado 30 de marzo al domingo 31 habrá que adelantar los relojes una hora, de manera que a las 02:00 serán las 03:00, mientras que en las Islas Canarias a la 01:00 serán 02:00. Esto significa que se perderá una hora de sueño y que a partir de ese día los días serán más largos, ya que el sol saldrá más tarde pero también se pondrá a última hora.

Con este cambio de hora, en marzo de 2019 comienza el horario de verano en España, que supone adelantar una hora los relojes para aprovechar mejor la luz solar por las tardes, una práctica que se lleva a cabo todos los últimos domingos del mes de marzo y cuyos antecedentes más lejanos se remontan al imperio romano.

El cambio de horario, tal y como se conoce en la actualidad, se remonta a la década de los 70, cuando se produjo la primera crisis del petróleo. Entonces, algunos países decidieron adelantar sus relojes para aprovechar mejor la luz solar.

No obstante, los orígenes del 'horario de verano' (o DST 'Daylight saving time', por sus siglas en inglés) se remontan mucho más atrás y hay historiadores que recuerdan que las clepsidras o reloj de agua de los romanos tenían diferentes escalas en función del mes del año que fuera.Así, en la latitud de Roma, la tercera hora tras el amanecer, la hora tertia, empezaba (usando el horario moderno) a las 09:02 y duraba 44 minutos en el solsticio de invierno, pero en el de verano comenzaba a las 06:58 y duraba 75 minutos, según relata el historiador Jérôme Carcopino.

Mucho más cercano, otro de los antecedentes del moderno horario de verano se remonta al 30 de abril de 1916, cuando, en mitad de la Primera Guerra Mundial, el gobierno alemán decidió que todos los relojes se adelantarán una hora para reducir el uso de luz artificial y ahorrar energía.Dos años más tarde y, con el mismo propósito de ahorrar energía en el marco de la Primera Guerra Mundial, el presidente estadounidense Woodrow Wilson firmó un decreto en 1918 para adelantar la hora. No obstante, todas estas iniciativas fueron revertidas una vez que acabó la guerra. No fue hasta la década de los años cuarenta, con*los precios de la energía aumentando, cuando el 'horario de verano' se institucionalizó en muchas partes del planeta.

¿Último cambio de hora?

Tras un Consejo de Ministros y varios estudios al respecto, el Gobierno anunció que el cambio de hora de este 31 de marzo no sería el último, algo que se ha estado investigando desde el Ejecutivo. 2021 es el año elegido para dejar de hacer cambios en los usos horarios. 

Isabel Celaá, portavoza del Gobierno de Sánchez, comentó que no se había llegado ninguna "resolución concluyente", habida cuenta de la "gran cantidad de repercusiones de impacto" que tiene esta medida en campos como el económico o el cultural.

Además, la ministra hizo hincapié en que cuando el CIS preguntó a los españoles con qué horario preferían quedarse definitivamente, estos respondieron que el de verano, mientras que los expertos recomiendan que sea el horario de invierno.

Celaá también ha recordado que a nivel europeo tampoco se ha producido ninguna conclusión concluyente ni vinculante. "Nos hemos vuelto a emplazar a que esto vaya a estudio hasta 2021. Veremos si la nueva Presidencia de la Unión Europea lo acoge o si considera que esto no tiene la misma utilidad para seguir decidiendo".

Los diputados de la Unión Europea votaron el pasado martes a favor de desechar la práctica de adelantar los relojes una hora en primavera y luego retrasarlos en otoño a partir de abril de 2021, dos años más tarde de lo que el ejecutivo de la UE propuso inicialmente.

El Parlamento Europeo votó por 410 votos a favor y 192 en contra poner fin a la práctica de los cambios de hora estacionales. La votación no es la última palabra sobre el tema, pero constituirá la base de las consultas con los países de la UE para elaborar una ley definitiva. Además, cada país tendrá que decidir su postura al respecto.

¿Positivo para el ahorro?

Según un estudio realizado por la Comisión Europea en 1999, esta medida tiene impactos positivos sobre el ahorro y beneficia a sectores como el transporte y las comunicaciones, a la seguridad vial, las condiciones de trabajo, la salud, el turismo y el ocio.Sin embargo, en una consulta pública realizada en 2018 por la Comisión Europea, más del 80% de los 4,6 millones de europeos que participaron en el sondeo abogaban por eliminar los cambios de hora bianuales en el continente.

A partir del resultado, la Comisión propuso que el último cambio se produjera en marzo u octubre de 2019, pero podría demorarse hasta 2021 o incluso quedar en suspenso después de que los 28 aplazaran sin fecha la reforma del cambio horario por falta de consenso y de evaluaciones de impacto.

Pedro Aznar, profesor de Economía de Esade, también considera que "no hay ningún análisis concluyente que diga si el cambio de hora es bueno o malo" y recuerda que no todos los países del mundo cambian la hora. En su opinión, "sería mucho más relevante debatir sobre el huso horario, y seguramente sería positivo un cambio para la sociedad española", especialmente si ese cambio "va acompañado de horarios de trabajo más racionales" que permitan desde mejorar el nivel de bienestar social, "que también tiene una medición económica", hasta aumentar el gasto en ocio.

Más noticias de Política y Sociedad