Público
Público

Reducir las conductas incívicas en el espacio público, misión de todos

 El Ajuntament de Barcelona pone en marcha el plan de corresponsabilidad Cuidem Barcelona para concienciar a la ciudadanía en torno a estos comportamientos.

06/2022 - Trabajadores del Ajuntament de Barcelona limpiando grafitis en Ciutat Vella.
Trabajadores del Ajuntament de Barcelona limpiando grafitis en Ciutat Vella. Ajuntament de Barcelona

Pintadas en las fachadas y el mobiliario urbano, desbordamiento de los contenedores de residuos comerciales, abandono de objetos voluminosos fuera de los días fijados, excrementos de perros… El 85% de los ciudadanos encuestados en el marco del nuevo plan Cuidem Barcelona asocia el mal estado de algunos puntos de la ciudad con las conductas incívicas que protagonizan algunos vecinos y visitantes.

El 85% de los ciudadanos asocia el mal estado de algunos puntos de la ciudad con las conductas incívicas

Para reducir este tipo de comportamientos, el consistorio barcelonés ha puesto en marcha el plan Cuidem Barcelona, el cual, por un lado, prevé intensificar las denuncias y las sanciones ante las actitudes incívicas y, por el otro, concienciar a la ciudadanía para mitigar este tipo de comportamientos y para reforzar actuaciones específicas.

Incremento del presupuesto municipal en 1,8 millones

Una de las actuaciones que contempla el plan Cuidem Barcelona ha sido incrementar el presupuesto municipal en 1,8 millones de euros para la limpieza de pintadas tanto en los edificios patrimoniales como en los no patrimoniales, así como para aumentar tanto la frecuencia de recogida de residuos comerciales como el control del abandono de objetos domésticos en la calle.

El refuerzo se complementará con una campaña para el buen uso del espacio público que llevará a cabo un equipo de 44 informadores ambientales

Un refuerzo que se complementará con una campaña informativa para el buen uso del espacio público que llevará a cabo un equipo de 44 informadores ambientales. Estos visitarán los distintos barrios de Barcelona para informar a vecinos y comerciantes sobre cómo pueden hacer entre todos un mejor uso del espacio público, además de recoger datos relativos a los problemas e incidencias que se producen en el día a día.

Especial hincapié en los residuos

El plan destinará parte de esos 1,8 millones a la brigada de limpieza de pintadas en las fachadas de cualquier tipo de edificio, sobre todo en aquellos ubicados en el distrito de Ciutat Vella. El ayuntamiento también ofrece un servicio de limpieza de pintadas a los comercios que podrá solicitarse llamando al 010. Así mismo, la Guardia Urbana ha reforzado la denuncia y las sanciones de este tipo de comportamientos en el marco del dispositivo de verano que ha activado el cuerpo policial.

A raíz de la implementación de Cuidem Barcelona, la recogida de desechos comerciales también ha incrementado su frecuencia, que ha pasado de ser cada tres días a ser diaria para evitar que los contenedores, sobre todo los de cartón, se desborden. Para mejorar la gestión de estos residuos, habrá equipos de informadores municipales explicando en los propios comercios los horarios de recogida y cómo deben separarse correctamente.

Por otro lado, se intensificará el control y la información para que los vecinos bajen los trastos y objetos voluminosos a la calle el día y la hora fijados en cada barrio, datos que también podrán consultar aquí. Para disuadir a la ciudadanía de que abandone este tipo de residuos en la vía pública cuando no toca, también se colocarán adhesivos de aviso en los objetos depositados fuera de los días establecidos.

Conductas cívicas que cabe fomentar

El plan Cuidem Barcelona también fomenta actitudes cívicas para evitar ensuciar el espacio público, tales como recoger los excrementos y rociar la orina de los perros, apagar las colillas en los ceniceros de los que van provistas las papeleras, respetar los espacios verdes o jugar teniendo en cuenta a los peatones.

Más noticias