Público
Público

Reivindicaciones de médicos Cientos de médicos protestan en Barcelona por la sobrecarga de trabajo

Los facultativos reclaman que se reduzca a un máximo de 28 las visitas a pacientes diarias -ahora atienden a más de 40- y que garantice una atención mínima de doce minutos por paciente -ahora no llegan a seis-.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Los médicos reivindican más tiempo para atender a sus pacientes /EUROPA PRESS

Cientos de médicos de atención primaria vestidos con batas blancas se han concentrado esta mañana frente a la sede del Institut Català de la Salut (ICS) para protestar por la sobrecarga de trabajo que tienen, el principal motivo para que el sindicato Metges de Catalunya haya convocado huelga toda la semana. Haciendo sonar silbatos, los médicos han cortado el tráfico de la Gran Vía de Barcelona y han coreado consignas como "menos discursos y más recursos", "basta de corbatas y más batas" o "huelga, huelga, primaria ya no traga".

Los médicos de primaria secundan hoy mayoritariamente la huelga convocada por el sindicato de facultativos más importante, que reclama al ICS que reduzca a un máximo de 28 las visitas a pacientes diarias -ahora atienden a más de 40- y que garantice una atención mínima de doce minutos por paciente -ahora no llegan a seis-.

Según los primeros datos de seguimiento, un 77,3% de los médicos de familia, pediatras, odontólogos y ginecólogos de la atención primaria del Instituto Catalán de la Salud (ICS) han secundado la primera de las cinco jornadas de huelga convocada por Médicos de Cataluña (MC).

Respecto a la sanidad concertada, el seguimiento ha sido del 73,5% en los hospitales, Centros de Atención Primaria (CAP), centros sociosanitarios y centros de salud mental, gestionados por las patronales Unión Catalana de Hospitales (UCH), Consorcio Asociación Patronal Sanitaria y Social (Capss) y Asociación Catalana de Entidades de Salud (ACES).

"La sanidad pública está enferma por la falta de personal y del poco tiempo que tenemos para atender a nuestros pacientes", manifiesta O'Farrill

El miembro del comité de huelga de Metges de Catalunya (MC) Javier O'Farrill ha denunciado que "la sanidad pública está enferma por la falta de personal y del poco tiempo que tenemos para atender a nuestros pacientes. Queremos recursos para ofrecer una atención primaria de calidad". "Nuestros pacientes tienen que esperar hasta tres y cuatro semanas para darles visita y cuando llegan ven que tienen entre cinco y siete personas a la misma hora y les podemos atender menos de cinco minutos", ha explicado el médico. "Pedimos cosas justas y necesarias y poder garantizar la salud a la población", ha concluido O'Farill.

Los médicos han leído un manifiesto en el que se critica que los políticos y gestores de la sanidad pública sólo pronuncian "palabras y palabras que se repiten cada año", sin solucionar los problemas de la atención primaria, que ha estado sufriendo recortes desde el año 2010 y ha perdido más de 900 médicos que no han sido repuestos. "A diferencia de otras veces, ahora ya no aceptamos ni humo ni atajos, ya no nos alimentamos de migajas, queremos el pan entero", reza el manifiesto de los facultativos, que también piden recuperar el poder adquisitivo que han perdido durante estos años y que cifran en un 30 % de su sueldo.

Reivindican más tiempo 

Los facultativos han insistido en que su principal reivindicación es el tiempo.
"Necesitamos tiempo. Porque el tiempo para nosotros es nuestro bisturí. Hablar con los pacientes, mirarles a los ojos, explorarlos y escucharles, estas son nuestras mejores herramientas", ha dicho la doctora Carolina Roser, miembro también del comité de huelga.

Tras permanecer durante una hora ante la sede del ICS, los médicos han emprendido una marcha hasta la puerta de la patronal Unió Catalana d'Hospitals (UCH), donde están repitiendo la concentración puesto que el convenio de la sanidad concertada no ha recogido sus peticiones, por lo que, además de los 5.700 médicos de primaria, a la huelga de esta semana también están convocados los 10.000 facultativos de la sanidad concertada.

Más noticias en Política y Sociedad