Público
Público

Religión Los alumnos gallegos tendrán que estudiar Religión si quieren matricularse en Robótica

Un juzgado desestima la demanda de la familia de un estudiante de Bachilerato y exime a la Xunta de toda la responsabilidad

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3

Una familia denunció que hubiese que estudiar Religión para poder matricularse en Robótica. / REUTERS

Un juzgado de Compostela ha desestimado la demanda de una familia que pedía la anulación de la matrícula de un alumno de 1º de Bachillerato del curso 2017-2018, tras verse en la obligación de cursar la materia de Religión para tener la posibilidad de optar por la asignatura de Robótica.

El juzgado de lo Contencioso Administrativo nº2 de Santiago ha tumbado esta demanda en un auto en el que exime a la Xunta de toda la responsabilidad al respecto, sino que atribuye la situación a la configuración de la oferta formativa de los centros educativos, según explica la CIG-Ensino, entidad que ofreció asesoría jurídica para impulsar la denuncia.

El juzgado lo atribuye a la configuración de la oferta formativa de los centros educativos, según el sindicato CIG

La polémica surge a raíz de la publicación del decreto 86/2015, normativa que "emana de la Lomce".

El total de horas que deben sumar las materias específicas de opción (de las que hay que seleccionar dos obligatoriamente) y las de libre configuración asciende a seis semanales.

Casos como Robótica, Antropoloxía o Coeducación para o século XXI cuentan con una carga lectiva de dos horas, mientras que la Religión es "la única" materia específica con una carga lectiva de una hora semanal. En este sentido, los interesados en cursar materias de libre configuración autonómicas se han visto obligados a "completar" las seis horas con esta asignatura.

La situación ya había sido criticada por diversas entidades, como Anpas Galegas o el colectivo #FilosofíaSi, integrado por profesores de Filosofía de Secundaria, que llegó a presentar una queja formal ante el Valedor do Pobo y el Parlamento de Galicia.

La CIG ha lamentado que el juez asuma "como natural" esta dinámica y ha considerado que se está vulnerando tanto "el derecho fundamental a la educación" como "de libertad ideológica y de igualdad".

"El alumnado que quiera ver respetadas sus convicciones verá restringida su capacidad de elección, disponiendo de una oferta curricular menor", ha advertido.

Más noticias en Política y Sociedad