Público
Público

Residencia de ancianos La Fiscalía investigará la residencia de Llíria por el maltrato a los ancianos

El Defensor del Paciente ha pedido a la Fiscalía Superior la intervención urgente y el cierre de la residencia, según ha señalado en una circular.

Familiares acceden a la residencia Domus VI de Lliria (Valencia), donde han aparecido unas imágenes, en las que se observan supuestos casos de maltrato. EFE/ Biel Aliño
Familiares acceden a la residencia Domus VI de Lliria (Valencia), donde han aparecido unas imágenes, en las que se observan supuestos casos de maltrato. EFE/ Biel Aliño

público/efe

La Fiscalía Provincial de València ha abierto diligencias de investigación de oficio ante la gravedad de las imágenes de la residencia de ancianos Domus VI de Llíria emitidas en televisión.

La Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas también investiga lo sucedido en esta residencia, tras la emisión en distintos medios de imágenes grabadas por una empleada de la residencia en la que pueden verse aparentes casos de malos tratos a los ancianos.

Telecinco emitió imágenes en las que se puede ver a ancianos atados a sillas, con llagas o desnudos, desatendidos para comer e incluso abandonados tras caer al suelo. Otros medios han difundido luego las mismas imágenes.

"Los tienen atados ahí sentados, no les importa si comen o no comen. Es un infierno, yo la llamo la residencia de la muerte. Se me caía el alma al suelo viendo el sufrimiento de estas personas, porque son personas. Cada día me iba a casa llorando", relata la extrabajadora a Telecinco.

Ya fue sancionada con 174.000 euros

La consejería que dirige Mònica Oltra ya sancionó la residencia con 174.000 euros tras detectar falta de personal médico y de enfermería, material defectuoso en las habitaciones, falta de cuidados a algunas personas residentes e incumplimiento de contrato, pues no tenían servicio de peluquería y podología.

La dirección de la residencia ha emitido un comunicado negando que los internos de este centro hayan sufrido malos tratos de ningún tipo y ha argumentado que el vídeo fue grabado por una trabajadora a la que no se renovó el contrato por incumplir sus obligaciones.

Los vídeos fueron grabados, al parecer, con el teléfono móvil de la extrabajadora hace unos quince días, según han publicado los medios que han divulgado las imágenes.

El Defensor del Paciente ha pedido a la Fiscalía Superior la intervención urgente y el cierre de la residencia, según ha señalado en una circular.

Más noticias