Público
Público

Sanidad Cada trabajador de la sanidad privada madrileña ha hecho más de cien horas anuales sin cobrarlas

La Justicia dicta que el tiempo que dedica el personal de un centro sanitario en pasar información al siguiente turno debe contarse como parte de la jornada laboral. Esta doctrina provoca que los hospitales privados y públicos de gestión privada madrileños deban a sus empleados en torno al millón de horas.

Concentración de SATSE en mayo para exigir mejoras laborales para las enfermeras de Servicios Sociales. EUROPA PRESS
Concentración del Sindicato de Enfermería (SATSE). Imagen de archivo - EUROPA PRESS.

Imagínese que está ingresado en el hospital y que el profesional que tiene que atenderle no sabe cómo se encuentra. Esto no ha ocurrido de forma habitual en los centros privados y públicos de gestión privada hasta ahora porque cada trabajador ha hecho de media unas cien horas anuales extras no remuneradas. En los centros públicos, al contrario, sí está recogido en convenio estas horas como tiempo efectivo de trabajo.

A partir de ahora la situación cambia para todos los trabajadores. La Sala de lo Social del Tribunal Supremo ha unificado doctrina en torno a este tiempo de relevo conocido como 'solape' y que garantiza la continuidad asistencial. Esto hace que se reconozca que los hospitales privados y públicos de gestión privada deban a cada trabajador unas 120 horas anuales al no estar remunerado este 'solape', práctica sí reconocido en los centros sanitarios públicos. 

Esto en la Comunidad de Madrid llega a afectar ahora mismo a unos 8.500 profesionales, de los cuales unos 4.100 serían enfermeros y enfermeras; y otros 4.300 técnicos y técnicas de Cuidados Auxiliares de Enfermería (TCAEs).

"El personal de enfermería y algunos celadores de la sanidad privada, prácticamente de todo el Estado, pero sobre todo de la Comunidad de Madrid, entran y salen de su puesto de trabajo entre quince o veinte minutos antes de que empiece su jornada de laboral para intercambiar información asistencial sobre los pacientes. Ese tiempo, a día de hoy, no se le computa como horario de trabajo", explica Samuel Mosquera, portavoz de Sanidad Privada de CCOO. 

Para llegar a este punto han tenido que pasar más de dos años. El Sindicato de Enfermería (SATSE) en Sevilla denunció a la Agencia Pública Sanitaria por no reconocer este tiempo en la jornada laboral. En Andalucía este tiempo no está reconocido ni en la sanidad pública ni privada y fue una demandas sindicales de los últimos años.

Ya hay al menos tres sentencias que reconocen el 'solape' como tiempo efectivo de trabajo

La Agencia Pública Sanitaria andaluza se negaba a reconocer este tiempo al considerar que se realiza de forma escrita o que el relevo "ocupa un tiempo muy escaso, en ocasiones inexistente, y que en todo caso debe compensarse con una pausa del trabajo". El Alto Tribunal andaluz ya consideró con esta afirmación esta dedicación al concluir en su auto, al que ha tenido acceso Público, que "ningún empresario accedería a compensar un trabajo que realmente no existiera".

Además, en los hechos probados consta que el personal laboral "dedica unos 15 minutos aproximadamente en cada cambio de turno a transmitirse información verbal sobre los pacientes a fin de garantizar la continuidad asistencial de los mismos entre un turno y otro, sin que este tiempo sea objeto de cómputo en la jornada realizada".

Ante este primer fallo, la patronal presentó recurso de casación para la unificación de doctrina, pero el Supremo volvió a dar la razón al sindicato. Esto supone que la empresa ahora está obligada a incluir el tiempo invertido y, además, que el resto de empresas también se verán obligadas a esto en sus respectivas negociaciones.

Pero esta no fue la primera sentencia que reconoció este tiempo ya que Satse había ganado otras sentencias en este sentido a la Agencia Sanitaria Hospital de Poniente (Almería) y de la Agencia Pública Sanitaria Alto Guadalquivir.

A raíz de esto, la Federación de Sanidad y Sectores Sanitarios de CCOO Madrid ha pedido a todas las Direcciones y Gerencias de los hospital privados y públicos de gestión privada que abonen en dinero o compensen en horas libres este tiempo.

Según los datos del sindicato, son más de 120 horas por empleados las que deben estos centros y que tendrían que abonar en dinero o compensar en horas libres anualmente para, principalmente, cada persona trabajadora de Enfermería (Diplomados Universitarios en Enfermería – DUE – y técnicos de Cuidados Auxiliares de Enfermería – TCAE –).

"El montante total en horas mensuales sería de 93.500, lo que al año supondría una bolsa de más de un millón de horas"

Varios trabajadores del Hospital de Torrejón de Ardoz, del Hospital Rey Juan Carlos y del Hospital de Valdemoro que han realizado estas horas extras y no remuneradas confirman a Público que ocurre esto. Aunque prefieren que sus nombres no sean publicados, insisten en que es un tiempo completamente necesario que se recibe y da al principio y al final de la jornada y que forma parte de su jornada laboral habitual. Todos coinciden en que cada trabajador de su centro sanitario llega antes y después de tiempo. 

Por esto mismo Mosquera explica que desde CCOO ya han reclamado que se computen estas horas. "No es una novedad para nosotros. Llevamos tiempo llamando a las patronales y en los hospitales públicos ya hay una compensación", explica. En efecto, en los centros de gestión pública del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS), los profesionales tienen reconocido 17 días libres más por este concepto

Mientras, los empleados que son estatutarios y su relación laboral se rige por el Estatuto del Empleado Público tienen diferentes compensaciones económicas por este concepto: los Diplomados Universitarios de Enfermería reciben un plus de 131 euros al mes, los Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería 45 euros, y 29 euros otros profesionales que tienen continuidad asistencial.

Mosquera explica que ahora comenzarán una negociación para que las condiciones de los trabajadores de los hospitales privados y de gestión privada cambien. "El montante total en horas mensuales sería de 93.500, lo que al año supondría una bolsa de más de un millón de horas. Casi una cuarta parte de esta demasía de jornada correspondería a los hospitales públicos cuya gestión tiene privatizada la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid", razona el sindicato.