Público
Público

Sanidad Privada Una clínica privada dice que solo atenderá a pacientes leves de covid para ofrecer una baja remuneración a los enfermeros

Un grupo de What'sApp al que ha tenido acceso este medio muestra cómo gestionan su política de personal algunos hospitales privados en Madrid. La Consejería de Sanidad les pagará 734 por cada día de hospitalización en planta y 2.084 en UCI, el triple de lo tasado por la propia patronal en marzo de 2020.

Un médico y una enfermera atienden a un paciente en un hospital dedicado en exclusiva al coronavirus en Milán. /EFE
Dos enfermero atienden un paciente con covid-19. - Archivo

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid decidió hacerse cargo de la gestión de todos los centros sanitarios de la región para hacer frente a la tercera ola de la pandemia. El anuncio se convirtió en polémica cuando se hizo público que las empresas privadas recibirán 734 euros de dinero público por cada paciente covid ingresado en sus instalaciones, una cifra que ascenderá hasta los 2.084 euros si dicho paciente ingresa en la UCI. Voces críticas con la medida apuntan que se trata de un rescate encubierto a la sanidad privada, que apenas estaría teniendo ingresos y, por lo tanto, facturación. Asimismo, Público ha tenido acceso a un grupo de What'sApp en el que una especie de mediadora entre una clínica privada y los potenciales enfermeros de nueva contratación explicitaba que los pacientes que van a ser derivados estarían a punto de recibir el alta.

El caso concreto concierne a la madrileña clínica privada Santa Elena (perteneciente al Instituto Religiosas de San José de Gerona). La empresa necesitaba contratar profesionales sanitarios de cara al ingreso de los pacientes covid debido al acuerdo marco establecido días antes desde la Consejería de Sanidad de la Comunidad. Un audio que envió a dicho grupo y al que este medio ha tenido acceso no deja lugar a dudas: "Los pacientes covid que ingresarán estarán para darles el alta o altísima", llega a decir esta mediadora. Y continúa: "Alguno se les puede colar, pero a ellos no les conviene", agrega referenciado la posibilidad de que ingrese algún paciente en estado algo más crítico, teniendo en cuenta que cuando dice "ellos" se refiere a la propia Clínica Santa Elena.

Facilidades ante las posibles incompatibilidades

La mediadora se dirige a un grupo de sanitarios que podrían ser contratados por la Clínica, aunque muchos de ellos ya prestan servicios en otros centros. "Les he hablado de hacer un contrato mercantil, por si tenéis problemas de compatibilidad, que en algunos centros de trabajo los hay. Esto no va a salir en ningún lado, es bastante cómodo y el dinero que vais a ganar no va a ser tanto como para que aparezca", comenta a los usuarios del grupo. La tarifa, aunque negociable, la estableció en 15 euros brutos la hora.

Asimismo, la mediadora también recalca que en la Clínica "hay un equipo de ventilación no invasiva, aunque van a tener otro más por si habría que utilizarlos en algún paciente, aunque a priori no es la idea, pero bueno, cabe la posibilidad de que se maneje algo de eso", trascribiendo sus palabras. Por el momento, la oferta que les hace es empezar a trabajar en los turnos que más les convengan a los interesados por un mes, ampliable a dos. Los que así lo quieran hacer, tendrían que enviar una fotocopia del DNI, el carné de colegiación y el título de enfermería, y su disponibilidad para los turnos. "Yo me comprometo entre hoy y mañana a hacer un cuadrante", termina de decir la mediadora.

Las reacciones entre los profesionales sanitarios reunidos en el grupo de What'sApp no se hacen esperar. Las dudas son la tónica general. Algunos de ellos se quejan de la baja tarifa que les proponen, a lo que la mediadora les responde que es lo máximo que pueden cobrar al ser el salario máximo del perfil profesional que más cobra en la Clínica: una matrona. Le responden: "¿Cobra 15 euros la hora una matrona sin ningún tipo de suplemento adicional?"  La mediadora vuelve a hablar: "Ahora sí, desde que estamos en covid la privada está mal". "Yo creo que no tiene nada que ver con las matronas. Esto es una situación excepcional y la privada percibe remuneración por atender pacientes covid. Me cuesta ver la relación", le responde una enfermera a la mediadora antes de que ésta responda que "es lo que ofrecen".

Mucho riesgo para la baja remuneración

Al rato llegan los primeros mensajes de denegación: "Mucho riesgo para un mes de trabajo donde no supone una buena remuneración". Y otro: "Me parece muy poco dinero el que nos ofreces. No sólo por la cantidad sino también por el esfuerzo que haríamos, ya que en mi caso utilizaría los días libres para este trabajo", responde un enfermero. Él mismo es el que, realizando un análisis más general de la situación de los profesionales de la enfermería, comenta que "ahora mismo somos nosotros los que debemos de querernos un poco" y "esta profesión no se merece la pena ni tener en cuenta la oferta de Santa Elena".

Otro compañero le sigue: "El riesgo ya es alto por la profesión que ejercemos, pero nuestra vocación de ayudar se utiliza en nuestra contra, ya que como son personas, al final siempre sale el trabajo a costa de nuestro esfuerzo y sudor. Creo que en esta situación que estamos viviendo todos nosotros, nos estamos dando cuenta de que valemos más de lo que creíamos y eso nos hace saber que somos muy valiosos, creo que es hora de que se valore realmente nuestro trabajo y nuestra dedicación y esta oferta de trabajo no lo hace".

Desde Público hemos contactado con uno de los enfermeros presentes en dicho grupo de What'sApp, y así comienza su diatriba: "Si nos pagan 15 euros brutos la hora se nos queda en una miseria. Además, en mi hospital han llegado pacientes positivos de covid que estaban bien y en cuestión de horas ha habido que derivarle a cuidados intermedios, porque se desestabilizan muy rápido". Pero, ¿cuánto tiempo debe pasar un paciente en un hospital privado para que se considere que ha estado ingresado un día? "Ni siquiera 24 horas, pues el hecho de que haya consumido las tres comidas principales en el centro ya hace que se considere un día de hospitalización", responde este enfermero que prefiere mantener su anonimato por miedo a represalias laborales.

La representación sindical desconoce lo sucedido

Samuel Mosquera, el responsable de CCOO en la Comunidad de Madrid para la sanidad privada afirma que la representación sindical del centro no tiene información sobre lo sucedido, y que en la Clínica aún no hay ningún paciente covid derivado de la sanidad pública. El sindicalista apunta que "podría ser una estrategia por parte de la mediadora [el decir que son pacientes que serán dados de alta en poco tiempo] para que acepten la baja retribución". En este sentido, agrega que "15 euros por hora es muy poco y dicha cantidad no pone en valor lo que es ser un profesional de la enfermería en este país". Además, según su análisis, "es muy difícil discernir si un paciente hospitalizado por covid es leve o no, ya que muchos de ellos continúan con secuelas al ser dados de alta".

Desde su punto de vista, incide en que la baja retribución es un mal que aqueja todo el sector cuando la labor de los profesionales sanitarios en la privada es igual de eficiente y esencial que la pública: "La diferencia está en sus condiciones laborales, que son lamentables, con salarios mucho más inferiores, con una carga de trabajo superior y unas carencias que vienen delimitadas porque las diferentes patronales han decidido organizar de esta forma su sistema sanitario". Y termina: "Así están los centros privados a día de hoy, reclamando personas porque todo el mundo, legítimamente, busca mejores condiciones laborales fuera de ellos".

La lógica capitalista en la sanidad privada

El enfermero presente en el grupo de What'sApp con el que ha contactado Público y que también presta servicios en un la sanidad pública madrileña explica la cotidianeidad de la sanidad privada: "Yo, desde la lógica capitalista que mercantiliza la salud, entiendo lo que hacen. Si alguien mete dinero en la privada es para sacar beneficios, y como no pueden recortar en medicación y pruebas médicas, lo sacan del trabajo de los empleados con sueldos bajos y mayor ratio enfermera-paciente".

En este caso en concreto, el ratio propuesto era de 10 pacientes por cada profesional de enfermería, una cifra bastante razonable, según las fuentes consultadas. "No está mal encargarse de una decena de pacientes cada enfermero, pero en cuanto uno empeore te sobran los otros nueve porque hay que estar encima de él", comenta al respecto el enfermero. Él mismo desarrolla por qué solo se derivan a los pacientes leves: "Si tú metes a alguien que va a estar fastidiado y va a necesitar más cuidados y medicación, vas a necesitar más sanitarios y pruebas, así que el producto se encarece. Si yo solo voy a la habitación del paciente a darle su medicación, el paciente solo genera gastos de mantenimiento, como las comidas y el cambio de sábanas".

Consejería, patronal y Clínica no responden

Aportando una mirada algo más global y política critica la medida: "Esto es el PP. Así son. Siempre que hay algo público que puede generar dinero esta gente se lo regala a la privada. Sea lo que sea, siempre". En este sentido, desde la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid no han respondido a las preguntas de este medio. La misma actitud que ha tenido la patronal, organizada en la Asociación de Centros y Empresas de Hospitalización Privada de Madrid, cuyo vicepresidente es Miguel Ortegón, gerente, a su vez, de la Clínica en cuestión. Por el contrario, pese a que desde la Clínica Santa Elena no ha resuelto las cuestiones realizadas por parte de Público, sí que afirma en un comunicado que "está dotada con los medios técnicos y humanos más que necesarios para atender a los pacientes".

Julio Gonzáles es portavoz de Juntas X la Pública, una organización que lucha por una sanidad 100% pública y universal. Además, es miembro del sindicato Movimiento Asamblearios de Trabajaras/es de Sanidad (MATS). Él habla llevándose las manos a la cabeza: "Lo que vamos a pagar a la privada por una paciente covid en planta o en UCI es el triple de lo que la propia patronal tasó en marzo . Ya no les pagan ni el precio que ellos mismos les ponen, sino que les regalan el dinero público en nuestra cara".

El "desmantelamiento programado" de la sanidad pública

"Audita Sanidad ya ha comprobado que uno de cada dos euros destinados a la sanidad en la Comunidad de Madrid va para la privada, y eso sin tener en cuenta este acuerdo", comienza a explicar el sindicalista. "Esto lo hacen para salvar a sus amigos de la privada, sin ningún pudor, están desatados", dice justo antes de remarcar que la última idea de Isabel Díaz Ayuso, presidenta del PP en la Comunidad, sobre priorizar la vacunación de los camareros "roza la sociopatía, porque esto comienza a ser un problema mucho más grave más allá de la agenda política".

"Estamos con unas cifras espeluznantes, peor incluso que a principios de abril en la primera ola, y en lugar de endurecer las medidas quiere volver a ampliar los horarios de la hostelería y del toque de queda". González se muestra preocupado por la gestión que Díaz Ayuso está haciendo de la pandemia: "Es un desmantelamiento programado. Ellos saben que tienen que ir a por cualquier tipo de asistencia de atención primaria, porque con eso se cargan todo el sistema, y lo están haciendo. Sus amigos de la privada están como buitres esperando los despojos".

Desde su punto de vista, y adelantándose en cierta forma a los acontecimientos, el sindicalista afirma que "estamos en pleno proceso de otro caso de corrupción del PP, que por algún lado saldrá, porque hay algunas actuaciones que se pueden calificar de criminales y tener consecuencias legales, aunque eso lo tendrán que dirimir los jueces", en sus propios términos.

Más noticias