Público
Público

Pruebas EBAU Seis claves de la atípica selectividad que le espera a la 'promoción covid'

Las pruebas de acceso a la universidad, del 7 al 10 de julio, estarán marcadas por un mayor distanciamiento entre alumnos, el "confinamiento de exámenes" antes de su corrección y también por una mayor flexibilidad de opciones que desarrollar para el alumno en cada prueba.

SELECTIVIDAD
Estudiantes de Navarra se preparan en Pamplona para comenzar este martes las pruebas de acceso a la Universidad, EVAU o EBAU según comunidades. (VILLAR LÓPEZ | EFE)

público | efe

Las pruebas de acceso a la universidad (PAU) de este 2020, del 7 al 10 de julio, estarán marcadas por un mayor distanciamiento entre alumnos, el "confinamiento de exámenes" antes de su corrección y también una mayor flexibilidad de opciones que desarrollar para el alumno en cada prueba, entre otras claves:

1-¿Se podrán quitar la mascarilla durante el examen?

Es la gran pregunta que aún no tiene respuesta y sobre la que se pronunciará la comisión de organización de las PAU el próximo lunes. Se tendrá en cuenta el último minuto de la evolución de la pandemia. Lo que está claro es que será obligatoria en el acceso a los edificios y en las zonas comunes. Fuentes de la organización catalana de la selectividad han explicado que no quieren "marear" a los estudiantes para no generarles más nerviosismo, pues este año más que nunca quieren que se examinen con "tranquilidad" y "seguridad".

2-Más espacio entre alumnos, más centros y vigilantes

Para poder cumplir las medidas de distanciamiento de dos metros entre alumnos, establecidas por el PROCICAT, este año se amplía el número de lugares de examen y además de en las universidades también se realizarán las PAU en institutos y centros concertados. Si el año pasado se realizaron pruebas de selectividad en 20 municipios, este año se harán en 63, lo que reducirá la movilidad de los inscritos. También se reduce el número de tribunales de PAU respecto a 2019, pasando de 160 a 216. En cuanto al número de vigilantes, y por ese mismo aumento del espacio físico, se pasa de 1.600 en 2019 a 3.500.

3-Los correctores tendrán que "confinar" los exámenes tres horas

Los encargados de corregir las pruebas -los resultados están previsto para el 27 de julio- tendrán que "confinar" los sobres cerrados durante tres horas antes de proceder a su apertura y corrección. A todos los encargados de manipular exámenes se les pedirá que se laven las manos con gel hidroalcohólico cada media hora. Se imprimirán el equivalente a 15 toneladas de papel y se ha previsto distribuir 2.500 litros de gel desinfectante, han explicado desde la administración.

4-Máximo histórico de preinscritos pero... ¿menos aprobados?

Este año se han registrado para hacer las pruebas de selectividad catalanas 39.904 estudiantes. El propio secretario general de Consell Interuniversitari de Catalunya (CIC), Lluís Baulenas, ha explicado este jueves a los periodistas que se trata del "máximo histórico". Tras ese aumento estarían motivos como que tras un tercer trimestre atípico marcado por la COVID, más personas han querido apuntarse a hacer las pruebas. Esa misma razón, que se haya estudiado de forma ortodoxa solo hasta el segundo trimestre de segundo de bachillerato, puede llevar a pensar que las pruebas puedan ser más fáciles.

5-Mayor flexibilización de opciones para el estudiante

Baulenas ha explicado que dado que los estudiantes del curso 2019/2020 de segundo de bachillerato no han podido acabar todo el temario previsto por el estado de alarma, habrá mayor "flexibilidad" a la hora de escoger opciones que desarrollar en las preguntas que dan diversas opciones. Pero ha insistido en que eso no implica que los exámenes vayan a ser más sencillos ni "menos rigurosos" que otros años. El doble factor de mayor número de alumnos preinscritos y esa falsa percepción de algunos sobre que el año COVID la selectividad sea más fácil podría derivar en un mayor número de suspensos respecto al año pasado, han explicado desde la organización.

6-¿Qué pasa si alguien tiene síntomas de COVID?

Si una persona tiene síntomas de COVID o se encuentra físicamente mal deberá avisar al vocal del centro de examen y dirigirse al centro de atención primaria, donde le dirán cómo proceder. Si fuera COVID u otra enfermedad de relevancia podrán llevar a cabo las PAU en septiembre contando como si fuera la convocatoria de junio. Si se diagnosticara un caso de COVID poco después de las pruebas por parte de un alumno, entonces Salud decidiría cómo proceder sobre posibles aislamientos.

Más noticias de Política y Sociedad