Público
Público

Violencia machista Libertad provisional sin fianza para los presuntos agresores sexuales de Murcia

La jueza ha establecido como medidas cautelares la comparecencia semanal en el juzgado de los tres acusados, la retirada de su pasaporte y la prohibición de aproximarse a las jóvenes, todas ellas solicitadas por la Fiscalía. Los hechos ocurrieron durante la pasada Nochevieja.

Imagen de archivo de un coche de la Policía Nacional | EFE

efe

La titular del juzgado de Instrucción número 9 de Murcia ha decretado este sábado libertad provisional sin fianza para los tres jóvenes afganos que fueron detenidos como presuntos autores de agredir sexualmente a tres hermanas estadounidenses la pasada Nochevieja en Murcia.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia (TSJ) han señalado que la jueza ha establecido como medidas cautelares la comparecencia semanal en el juzgado de los tres acusados, la retirada de su pasaporte y la prohibición de aproximarse a las jóvenes, todas ellas solicitadas por la Fiscalía.

En el auto dictado por la titular del juzgado de instrucción se establece que se investiga a los tres encausados por dos presuntas agresiones sexuales y otra agresión sexual en grado de tentativa.

Los tres afganos fueron trasladados en la mañana de este sábado en vehículos de la Policía Nacional desde dos comisarías de la ciudad de Murcia hasta la Ciudad de la Justicia, donde se ubican los juzgados de guardia.

Las hermanas salieron ayer de España rumbo a Viena (Austria), donde se encontraron con el resto de su familia y desde donde tenían intención de regresar a Estados Unidos.

La supuesta agresión sexual a las tres hermanas se produjo en dos domicilios diferentes, uno en la plaza de la Candelaria de Murcia, en el que residía la menor de ellas en su estancia como estudiante, y otro en la vivienda de los tres ciudadanos afganos arrestados.

Dos de los tres detenidos tenían concedido recientemente el asilo político en España y uno de ellos estudia Formación Profesional en Murcia, sin que ninguno de ellos cuente con antecedentes penales y su situación es regular en España, dado que cuentan con permiso de residencia.

Según explicó el delegado del Gobierno en la Región de Murcia, Francisco Jiménez, las dos hermanas mayores de la que se encontraba estudiando en Murcia viajaron a la ciudad en Navidad para pasar unos días de vacaciones en España, viajando de vuelta las tres a su país una vez que había concluido su curso de estudios.

Una de las tres hermanas fue la que acudió a la comisaría de policía a interponer la denuncia según la cual había relatado que sus hermanas habían sido agredidas también.

La que puso la denuncia fue con uno de los tres agresores al domicilio que tenía alquilado en la plaza de la Candelaria, donde se produjo la agresión. Después, las otras dos hermanas fueron al domicilio de los otros dos agresores, donde también se produjo otra agresión sexual.