Inicio América del Norte Estados Unidos Los platos típicos de Acción de Gracias

Los platos típicos de Acción de Gracias

El Día de Acción de Gracias es una de las fiestas más importantes de Estados Unidos, en la que reinan las tradiciones culinarias. ¿Sabes cuáles son los platos típicos que se consumen en esta tradicional celebración?

Fuente: Pixabay.
Fuente: Pixabay.

El Día de Acción de Gracias (Thanksgiving Day) es una de las festividades más consuetudinarias de calendario estadounidense, cuya finalidad es, como su nombre invita a pensar, dar las gracias a Dios por las bendiciones recibidas durante el año. Es típicamente tradicional organizar una cena familiar en la que se degustan un sinfín de platos, siendo el auténtico protagonista un gran pavo asado relleno de maíz y salvia. A esta delicia le acompañan una cohorte de ricas elaboraciones que ponen sabor a este día tan señalado para los americanos. Para quienes tienen pensado celebrar este día, y de paso regalarse un sabroso viaje a través del paladar, hacemos un recorrido por los platos más típicos del Día de Acción de Gracias.

Orígenes ancestrales

Esta tradición, cuyos orígenes se remontan al festival de la cosecha de la antigua Nueva Inglaterra, fue institucionalizada por el presidente George Washington, quien declaró oficial su celebración el 19 de febrero de 1795. Con el trascurrir de sus homólogos, la fecha de celebración de esta efeméride fue mudando.Finalmente, Theodore Roosevelt estableció que el festejo debía ser el cuarto jueves del mes de noviembre, decisión que hoy sigue vigente.

El menú

Al margen de esta pincelada histórica, lo cierto es que el Día de Acción de Gracias es una buena excusa para reunir a la familia y también para degustar sabrosos platos tradicionales, los cuales constituyen un homenaje gastronómico a los nativos americanos. El gran protagonista del banquete es, como hemos anticipado, el pavo asado u horneado, acompañado de un relleno de pan de salvia y maíz. El éxito de esta receta ha conllevado la aparición de numerosas versiones, ya que cada familia tiene su propia tradición. Así que no es extraño encontrarse con un pavo relleno de verduras e incluso de frutas. Independientemente de la elección, el pavo siempre va regado de salsa gravy, creada a partir de la mezcla de los jugos sobrantes del asado del ave con diversas especias y algunos vegetales.

Fuente: Pixabay.
Fuente: Pixabay.

La estrella de la fiesta siempre está rodeada de deliciosos compañeros, siendo imprescindible la salsa de arándanos rojos o cranberry. Es colorida, ligera y tiene un gusto dulce que ejerce de bienvenido contrapunto a la contundencia que caracteriza el relleno del ave. También es habitual el puré de patatas, un clásico al que se le añaden nuez moscada, queso parmesano o cebolla caramelizada. Aunque hay quien opta por sustituir este tubérculo por el boniato, puesto que aporta un sabor más dulce.

Fuente: Flickr.
Fuente: Flickr.

Asimismo, las verduras, generalmente de otoño, adquieren un gran protagonismo dentro de la cohorte de acompañantes, siendo muy habituales las coles de bruselas salteadas, la calabaza asada –butternut squash-, el kale con setas, las zanahorias cocidas, las mazorcas de maíz asadas con mantequilla y los ejotes o frijoles en sirope de arce. Igualmente, es frecuente ver una bandeja de mac and cheese (macarrones con queso) en el centro de la mesa para picar. Para esta ocasión, le incluyen más ingredientes como trufas o champiñones.

Fuente: Flickr.
Fuente: Flickr.

No podemos concluir este recorrido por las delicias tradicionales sin hacer mención a pan de maíz o cornbread. Para ser exactos, es más bien un bizcocho, pues tiene una textura esponjosa y un gusto más dulce que el pan convencional. Sea como fuere, es un clásico que ameniza casi todas las mesas de Acción de Gracias.

Los postres

Los postres, tan importantes como el pavo o los acompañantes, ponen el broche final a tan tradicional banquete. Aunque cada vez se dejan ver más opciones dulces, lo cierto es que hay recetas tradicionales insustituibles. Es el caso del pastel de calabaza o pumpkin pie, que pone el toque de color y proporciona un gusto dulzón inigualable, el pecan pie, un pastel de jarabe de maíz y nueces pacanas, y el apple pie o tarta de manzana. Los más conservadores y devotos de los gustos tradicionales apuestan por la tarta que aúna los ingredientes de las propuestas dulces mencionadas, es decir, calabaza, pecan y manzana.

Fuente: Flickr.
Fuente: Flickr.

A la hora de beber, los protagonistas indiscutibles son el Bloody Mary, con el que se suele comenzar la velada, y la sidra de manzana caliente con especias, que es tradicional consumir durante toda la jornada.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.