La defensa de Torra pide su libre absolución y advierte de que la sentencia llegará a la Justicia europea

  • Agencia Atlas
Este lunes se ha sentado en el banquillo de los acusados el presidente de la Generalitat de Catalunya, Quim Torra. En la sesión matutina el líder catalán reconocía haber desobedecido la orden de la Junta Electoral Central para retirar lazos amarillos. Dijo que era una orden "ilegal" e hizo de su comparecencia toda una declaración política. Torra sabe que en este juicio se juega la inhabilitación. Reanudada la sesión por la tarde ha sido el momento en el que su abogado defensor, Gonzalo Boye, ha expuesto los motivos jurídicos por los que, según su defensa, Torra debería quedar absuelto. Asegura Boyé que "lo querían sentar en el banquillo, fuera por desobediencia o fuera por prevaricación". Y cree que "hiciera lo que hiciera, estaba claro que iba a ser el décimo presidente de Cataluña en los últimos 100 años en sentarse en el banquillo". -Redacción-

Vídeos de Sociedad