El PP recurrirá al Supremo para que los políticos presos no recuperen su escaño

  • Agencia Atlas
Primer acto del PP tras la investidura precisamente en la región de moda política: Murcia y su pin parental. Pero sin olvidarse del ya clásico: "Cataluña no la tocan, pero a la Región de Murcia, cada vez que pueden, hachazo", se lamentaba el presidente regional, Fernando López Miras. Que es una cortina de humo frente a la libertad. "¿Lo que me están diciendo es como dicen a las familias en Cuba, que los niños son de la Revolución?", se preguntaba Pablo Casado, que alertaba de lo que, a su juicio, es una línea roja más que ha traspasado el Ejecutivo. "El Gobierno más radical, más ultra de la historia democrática de España", ha puntualizado el presidente del Partido Popular. Entregado a comunistas, filoetarras y separatistas. En ese punto, un anuncio: que el PP se personará en el Supremo para que Torra, Puigdemont y Junqueras no puedan ser restituidos en sus escaños. "Y mira que es triste que la oposición tenga que velar, porque ya sabemos que ni la Fiscalía, ni la Abogacía del Estado, ni el ministerio de Justicia va a hacerlo". Oriol Junqueras, precisamente, ha recurrido ante el Tribunal General de la Unión Europea. Aunque, reconoce, volvería a repetir lo de 2017, a la vez que avisa: apoyarán los presupuestos si hay avances en la mesa de diálogo. Para Nacho Martín Blanco, portavoz de Ciudadanos, es una clara muestra de que "no hay el más mínimo arrepentimiento por parte de unas personas que, además de estar condenados por la Justicia, hicieron un daño enorme a la sociedad catalana". Su president, sin comentarios. Pero que ahora toca actuar con la dignidad de la autodeterminación del 1 de octubre. "Hacer lo que haga falta para tirar para adelante con una idea, que es la idea de libertad de Cataluña", ha dicho Quim Torra citando al fundador de su partido 'sociorrival', Esquerra Republicana. Cataluña, de lleno en precampaña.

Vídeos de Sociedad