La tristeza del padre de Julen: "Satisfecho nunca voy a poder estar"

  • Agencia Atlas
Condenado a un año de cárcel por homicidio por imprudencia grave. Es la sentencia acordada para el dueño de la finca de Totalán, David Serrano, donde murió Julen, de dos años, al caer en un pozo ilegal. Serrano tendrá que pagar además 180 mil euros a los padres del pequeño. Ya ha entregado 25 mil, y el resto lo abonará a razón de 50 euros al mes. También ha aceptado el pago del coste del rescate, más de 600 mil euros, pero al ser insolvente, no se hará efectivo. En la sala, Serrano ha pedido perdón a los padres porque "en ningún caso quise hacerle daño al niño". José Roselló ha dado las gracias a todos pero dice que no puede estar satisfecho nunca. Hace un año y una semana que perdió a su hijo en el accidente.

Vídeos de Sociedad