La vicepresidenta Carmen Calvo no ceja en su empeño de corregir el lenguaje sexista en la política

  • Agencia Atlas
La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, quiere descolgar a los diputados del nombre de la denominación de la Cámara Baja. Un cambio que se pide en un hemiciclo en el que las mujeres ocupan 151 de 350 escaños. Un debate que suscita división en la calle. Una modificación del nombre defendida por la vicepresidenta del Gobierno y para la que pone como ejemplo la Cámara Alta llamada, a secas, Senado. -Redacción-

Vídeos de Sociedad