El terreno continúa inestable tras el desprendimiento del vertedero de Zaldívar, en Vizcaya

  • Agencia Atlas
La tierra arrastrada provocó temblores de pánico entre los vecinos que escucharon el fuerte estruendo que provocó el desprendimiento de un vertedero en Zaldívar, Vizcaya. Un suceso que ha dejado al descubierto la amenaza del amianto que se ocultaba en la escombrera. Por ello se están tomando muestras de agua. Los vecinos ya habían notado que por la zona bajaban muchas corrientes que habrían acabado ablandando el terreno y que el vertedero ya estaba al límite. Factores que podrían haber provocaado el desprendimiento. La avalancha cogió tanta fuerza que derribó cables eléctricos y levantó una montaña de cuatro metros de altura en mitad de la carretera. Hoy se ha restablecido la circulación hacia Vizcaya pero el camino a Guipúzcoa por la A-8 sigue obstaculizado y dos caseríos cercanos han sido desalojados por precaución ya que la zona continúa siendo muy inestable.

Vídeos de Sociedad