Atajate, en Málaga, homenajea a sus vecinas colocando placas con sus nombres en 200 fachadas

  • Agencia Atlas
En la localidad malagueña de Atajate cada casa tiene el nombre de una mujer. El Ayuntamiento de esta localidad ha puesto en marcha una iniciativa que tiene contentos a todos, pero sobre todo a todas. Las placas llevan el nombre y el oficio de la mujer, el apelativo del padre o el postre preferido por la abuela. La gran mayoría ha optado por su nombre de pila y su apellido. En total 200 placas en un pueblo que ahora tiene 170 habitantes. Según su alcaldesa, Auxi Sánchez, es el modo de rendir homenaje al esfuerzo y la labor desarrollada por las mujeres. Ellas, las protagonistas, están felices de tener sus nombres. Además, esta iniciativa se ha convertido en todo un atractivo turístico. O, como en el caso del repartidor de butano, nuevo en la zona, la mejor guía para encontrar a sus clientas. Atajate tiene ahora nombres de mujer en sus fachadas; ellas son historia viva de una localidad serrana que ya no solo se conoce por su famoso queso de almendras, sino por llevar inscrito en sus paredes el nombre de las mujeres que lo habitan. -Redacción-

Vídeos de Sociedad