El Carnaval de los vaquillones

  • Agencia Atlas
La España rural también disfruta del Carnaval. Algunos pueblos, como Villares de Jadraque, en Guadalajara, recuperan una fiesta insólita de origen pagano, muy ligada a la tierra y la naturaleza. Es el Carnaval de los vaquillones. Este pueblo de la España vaciada, de apenas 45 habitantes, recupera una fiesta ancestral. El sábado de Carnaval hombres sin rostro, provistos de cuernos y haciendo sonar los cencerros, persiguen a  mozas y chiquillos. Con extraños silbidos o chiflos, que ellos solos entienden, intentan no ser reconocidos por los vecinos, ni siquiera por la voz. Y entre susto y susto de vaquillón, Villares de Jadraque recibe más visitantes en Carnaval al recuperar una tradición inmemorial. -Redacción-

Vídeos de Sociedad