5 hospitales españoles participan en un ensayo clínico mundial de tratamientos del Covid-19

  • Agencia Atlas
Que nadie piense que nuestros marines en esta guerra no están disparando al enemigo. Lo hacen desde el principio, aprovechando la información clínica obtenida en China, en Italia y aquí mismo. De ahí las miles de altas que ya se han celebrado. Hay prácticas como poner boca abajo a los enfermos críticos descubiertas casi sobre la marcha. En cuanto a los tratamientos, está la hidroxicloroquina que Trump hizo famosa al hablar de ella. Un antimalárico que se usa también contra la artritis. Combinado con un antibiótico -la azitromicina- está dando muy buenos resultados en según qué pacientes. De hecho, se están empleando varios medicamentos contra la artritis. Porque se trata precisamente de eliminar la inflamación que produce el propio organismo al luchar contra el virus. También hay antivirales, algunos utilizados ya contra el VIH, que se están revelando eficaces. Habrá que esperar a que los estudios arrojen datos concluyentes en semanas. Mientras, el mayor problema ahora está en el suministro. La hidroxicloroquina de la que hablábamos, por ejemplo. Se fabrica en España pero su principal componente, como casi siempre, viene de India. Un país ahora mismo confinado y con la producción parada. -Redacción-