El Gobierno frena las intenciones de desescalada de cada autonomía y recuerda que dirigirá todo el proceso

  • Agencia Atlas
Una vez se ponga en práctica este domingo la medida que permite paseos de hasta una hora de menores de 14 años acompañados, el Gobierno estudia ya el siguiente paso: la llamada fase de transición o desescalada para recobrar, poco a poco, la normalidad en las calles. El proceso será por fases y de forma asimétrica, no por autonomías, como se podía esperar como área de referencia, sino por territorios, ya sean zonas rurales, islas, provincias, municipios e incluso comarcas.  Una transición o desescalada en la que ninguna comunidad podrá decidir por su cuenta. La Moncloa centralizará todas las fases a aplicar en cada territorio. Así lo confirmaba este viernes el ministro de Sanidad, Salvador Illa, que pone así freno a las intenciones de varias comunidades, como Euskadi, Cataluña, Andalucía o la Comunidad Valenciana, que habían presentado planes concretos de desconfinamiento a partir de mayo para reincorporar a trabajadores, practicar deporte o abrir comercios y playas con aforo limitado. Tendrán que esperar, lo mismo que Canarias, que pretendía aplicar sus medidas desde este mismo lunes 27 de abril. La última palabra, recuerda Illa, depende del Gobierno y del cumplimiento estricto  de estas condiciones: que la tasa de contagio en el territorio sea menor de 1 durante al menos dos semanas, que la ocupación de camas UCI por coronavirus sea inferior al 50%, con tres de cada diez hospitalizados. También, que los nuevos casos no pasen del 2% por cada 100.000 habitantes, a la vez que se garantizan test suficientes y un seguimiento adecuado para vigilar la propagación de la enfermedad. Una hoja de ruta que discutirá este domingo Pedro Sánchez por videoconferencia con todos los presidentes autonómicos.  -Redacción-