Pocos viajeros en Atocha y todos con motivos justificados en esta víspera de puente en Madrid

  • Agencia Atlas
Julio se quedó sin trabajo y no podía seguir pagando el alquiler, por lo que ha vuelto a casa de sus padres. También dos estudiantes universitarias que han tenido que rescindir sus contratos para seguir sus clases desde el hogar familiar. La historia más impactante es la de una mujer de Sevilla que vino a Madrid a cuidar a sus padres. Los dos han fallecido. -Redacción-