Los católicos australianos vuelven a misa

  • Agencia Atlas
Los católicos del estado australiano de Nueva Gales del Sur ya han podido asistir a su primera misa dominical tras levantarse algunas restricciones debido a la pandemia del coronavirus. No obstante, lo han hecho en grupos de 10 personas, que es el máximo permitido por el momento. Quienes quieren asistir a la misa, deben llamar previamente para reservar una de las 10 plazas. Una vez en la iglesia, todos guardan la distancia de seguridad, toman la comunión en la mano y se dan la paz con un gesto. La iglesia se limpiará después de cada misa para cumplir con las medidas de higiene. Australia ha registrado poco más de 7.000 casos de COVID-19, incluidas 98 muertes. -Redacción-