Protesta de los sanitarios belgas contra la primera ministra

  • Agencia Atlas
La primera ministra belga ha sido recibida en el hospital Saint-Pierre, de Burselas, con una silenciosa protesta por parte de los profesionales sanitarios. Colocados en fila, han ido dando la espalda a la comitiva oficial de Sophie Wilmès, que visitaba el centro médico, para pedir un mayor reconocimiento de sus esfuerzos en la lucha contra la pandemia y mostrar su rechazo a la contratación de personal no cualificado para los servicios de enfermería. Bélgica, con una población de 11,5 millones, se encuentra entre las naciones europeas más afectadas por COVID-19. Hasta el momento, el país tiene 54.989 casos confirmados y 9.005 muertes. -Redacción-