El presidente de Las Palmas da marcha atrás

  • Agencia Atlas
El presidente de la Unión Deportiva Las Palmas, Miguel Ángel Ramírez, da marcha atrás. Ayer aseguraba que el partido Las Palmas-Girona se jugaría con público. En unas horas comprobó que, tal y como están las cosas, era una frivolidad, y también que el Consejo Superior de Deportes (CSD) no se lo iba a permitir para que todos jueguen con las mismas condiciones. "Si el CSD no está de acuerdo nosotros no jugaremos con público", admite Ramírez. -Redacción-