La imponente catedral en honor a las Fuerzas Armadas rusas

  • Agencia Atlas
Se alzan imponentes en medio de esta plaza a las afueras de Moscú los 97 metros de altura de una nueva catedral ortodoxa en honor a las Fuerzas Armadas rusas.Un templo que hoy ha inaugurado el presidente Putin que paralizó, en el último momento, la instalación de un mosaico con su rostro y el de otras figuras políticas rusas o el de un grupo de mujeres que ensalzaban la anexión de Crimea. Un enaltecimiento muy polémico. Hoy ya sin la controversia, los protagonistas han sido ellos. Ante la tropa, Putin ha recordado a los caídos del Ejército Rojo que lograron la victoria sobre la Alemania nazi en la Segunda Guerra mundial. -Redacción-