Un agosto sin la Feria de Málaga causará 60 millones de euros de pérdidas

  • Agencia Atlas
Si algo caracteriza a Málaga, además de su pescadito y su ambiente, es su feria que tiene lugar tradicionalmente en la mitad de agosto. Este año, como muchas otras, no se ha podido celebrar para prevenir contagios de coronavirus. Los hosteleros sufren sus consecuencias. Las pérdidas para la ciudad se estiman en sesenta millones de euros. Los ciudadanos, apenados, tienen ganas de que lleguen la del año que viene, aunque muchos insisten, bailarán en casa guardando todas las medidas sanitarias. Más de 700 agentes velarán por las calles para evitar aglomeraciones.  -Redacción-

Vídeos de Sociedad