Un desfile reducido y fuera de la visión del público

  • Agencia Atlas - 12/10/2020 18:00
El Patio de la Armería del Palacio Real se ha convertido en el escenario inédito para celebrar un desfile de circunstancias. Más que desfile, parada militar condicionada por las dimensiones del lugar. De los 4000 militares del pasado año en la Castellana a los 527 de hoy, sin carros, vehículos, ni aviones, salvo una excepción. La Patrulla Águila ha vuelto a dibujar la bandera de España sobre el cielo de Madrid, con algún problema en los colores. Ni la mascota de la Legión ha sobrevivido a las restricciones por la pandemia. Esta edición no ha desfilado pese a que este cuerpo, con sus tradicionales 120 pasos por minuto, ha tenido presencia destacada al celebrarse el centenario de su nacimiento.El protagonismo se ha cedido a los militares que han luchado contra la COVID. También, reconocimiento para representantes de la policía, bomberos y servicios de emergencias. El esfuerzo que nos une ha sido el lema de este año.No han faltado los momentos más emotivos.El homenaje a la bandera y a los caídos, pero todo en un formato más reducido.