Destrozos y desolación en Honduras, Nicaragua y Colombia tras el paso del huracán Iota

  • Agencia Atlas - 19/11/2020 07:50
Estalla la emoción en la isla de San Andrés, en Colombia. Con los sentimientos a flor de piel, vuelven a reunirse las familias tras el paso del huracán Iota por el archipiélago. "Vivir la muerte y a la vez a la vida" , "lo peor que un ser humano puede vivir en esta vida", aseguran quienes lo han padecido. Todo es devastación en el paradisíaco archipiélgo, Iota ha sembrado la desolación. En Honduras, las aguas se han tragado todo. Un balance preliminar eleva a más de una veintena las personas fallecidas en Centroamérica y el Caribe. Esto era el Valle de Sula, en Honduras, ahora una corriente embravecida en lo que antes eran casas. Los residentes piden que la ayuda alimenticia que se envíe llegue ya cocinada porque allí es imposible prepararla "si traen arroz y frijoles, ¿esta gente dónde va a cocinar eso?. En Nicaragua, Iota llegó como un huracán de categoría 5, con vientos de hasta 260 kilómetros por hora. Desesperado este nicaragüense se pregunta "quiero saber si la ayuda va a venir o no, porque es una urgencia. Hay niños, hay enfermos, no hay medicinas". Los meteorólogos prevén que Iota, debilitada, entre en la Península de Yucatán, el Golfo de México, como tormenta tropical.