Más de 2.000 menores no acompañados hacinados en un centro de detención de Texas

  • Agencia Atlas - 31/03/2021 09:00
Hacinados en estas carpas de plástico totalmente cerradas. Niños por un lado y niñas por otro se organizan en estas instalaciones en las que no hay colchonetas para todos y algunos tienen que dormir en el suelo, pegados unos a otros. Es la realidad que viven miles de menores que llegan solos a este centro de detención de Donna, en Texas. En busca de un futuro mejor, huyen de Centroamérica hasta la frontera entre México y Estados Unidos y son recluidos aquí. Así es su día a día, como cualquier niño de su edad pero privados de libertad. Mientras esperan a ser trasladados a diferentes refugios, muchos de ellos llevan 15 días en estas tiendas de campaña portátiles cuando según el límite legal sólo pueden estar 72 horas. Un desafío para la administración Biden que busca contrarreloj campamentos y albergues temporales para acogerlos a todos porque se espera que en los meses de primavera el flujo migratorio se dispare aún más.