Material sobrante de lujo y talento de inmigrantes olvidados para elaborar las mejores zapatillas

  • Agencia Atlas - 05/08/2021 16:50
Erika y Rafael empiezan su jornada laboral en este pequeño taller zapatero de Caravaca de la Cruz,  en Murcia. Forma parte del proyecto solidario de Belén. Un proyecto solidario que ayuda a inmigrantes que vienen a nuestro país con un oficio relacionado con la costura.  El caso de Rafael, hondureño. De niño soñaba con ser astrónomo pero la necesidad le llevó al taller de zapatos de su tío. 30 años en el oficio llamaron la atención de Belén. Erika llegó de Bolivia con su familia buscando una vida mejor. Tras muchos años en el mundo del calzado, recaló en este proyecto, donde siente que su trabajo se valora. El salario se los trabajadores dependen del calzado que produzcan y por tanto del que se venda. El desarrollo sostenible está en el centro de las colecciones, por eso cosen con los materiales sobrantes de las marcas de lujo.