¿Se puede mezclar el pienso con la comida húmeda? ¿Cuál es mejor alimento para animales domésticos?

/

No solo es el principal gasto económico que supone tener un animal doméstico, sino un factor determinante en su calidad de vida, en su salud física y en su bienestar. Como para un ser humano, la comida ocupa un lugar esencial en la vida cotidiana de un animal doméstico, pero ellos no pueden decidir lo que comen (aunque por su actitud sepamos lo que más les gusta), sino que son sus tutores los que les llenan los comederos con pienso y comida húmeda. Y siempre la misma duda, ¿cuál es mejor? 

A continuación, te explicamos las diferencias entre la comida húmeda y el pienso, qué dicen los veterinarios al respecto y si es saludable y conveniente mezclar ambos tipos de comida, otra duda habitual si se trata de la alimentación de un amigo peludo. 

Comida húmeda o pienso: ¿cuál es mejor? 

Pienso - Fuente: Pixabay
Pienso – Fuente: Pixabay

Antes de meternos en faena, la recomendación que siempre os damos a la hora de hablaros de productos para el cuidado de vuestros animales domésticos. Si tenéis dudas, mejor acudir a un veterinario que a una firma de alimentación animal, que siempre es parte interesada. Y mejor que un solo veterinario, dos, porque los alargados tentáculos de las multinacionales de alimentación animal también llegan a las clínicas veterinarias de barrio. Para entendernos: Coca-Cola nunca os dirá que beber una lata diaria es una mala costumbre, aunque todos sepamos que lo es. 

Dicho esto, los veterinarios suelen coincidir en que ambos tipos de comidas tienen sus ventajas y desventajas, no pudiendo ser categóricos en uno u otro sentido. El pienso ofrece a tus animales domésticos un alimento de alto contenido energético que es fácil de administrar y almacenar, además de ser más económico, por lo general. 

Pero el pienso también tiene sus desventajas. La primera, que tu animal se puede aburrir. ¿Qué pasa cuándo tu gato o tu perro recibe una lata de comida húmeda después de dos semanas de pienso? Se relame, es como salir a cenar fuera después de estar a puré y tortilla francesa un par de semanas.  

Por otro lado, el pienso es deshidratado por lo que no supone una cantidad extra apreciable de líquido para tu animal, un aspecto siempre a tener en cuenta en el caso de los animales menos aficionados a beber agua.  

También hay quien dice que el pienso puede suponer problemas dentales para los animales al quedarse más adherido a su dentadura, sin olvidarnos de que, según el caso, pude ser menos digerible que la comida húmeda. 

Gato comiendo - Fuente: Pixabay
Gato comiendo – Fuente: Pixabay

Esta, por su parte, gana al pienso si hablamos de textura, olor y, generalmente, sabor. Y es una fuente complementaria para hidratar a tu animal. Además, es fácil de masticar por lo que es ideal para determinados animales según su edad y/o el estado de su dentadura. Pero la comida húmeda suele ser más cara, es más difícil de administrar y de guardar, además de que puede originar problemas de sobrepeso en tu animal porque su ingestión es más difícil de controlar. 

Así que debes poner en una balanza los beneficios y las desventajas de los dos tipos de comida, consultar con tu veterinario de confianza, “preguntar” a tu animal y sacar conclusiones de toda la información recibida. O siempre te queda la opción de mezclar el pienso con la comida húmeda. 

Consejos para mezclar el pienso con la comida húmeda 

Perro comiendo - Fuente: Unsplash
Perro comiendo – Fuente: Unsplash

No todos los expertos coinciden en que la mezcla entre ambas comidas es beneficiosa para tu animal, principalmente porque la tarea de lograr el equilibrio entre ambas no es sencilla si ya lo has probado alguna vez. De primeras suena bien, pero te puedes encontrar con problemas.

Por ejemplo, que el animal se aficione a la comida húmeda y luego “pase olímpicamente” de ese pienso baratito que antes era su principal fuente de alimentación: va a querer salir todos los días a cenar fuera y eso no se puede, Toby, que yo también tengo que comer. Así que ojo. De cualquier forma, aquí van unos consejos para mezclar comida húmeda y pienso que también puede tener beneficios al ofrecer una dieta más variada: 

  • Ante todo, equilibrio nutricional, que para eso comemos. Deberás revisar los ingredientes y el aporte nutricional de cada alimento para combinarlos de la mejor forma posible, sin un exceso de hidratos o de proteínas. 
  • Cuidado con las cantidades. Mejor quedarse corto que pasarse hasta que des con la tecla de cuánta cantidad de cada alimento es la adecuada para tu animal. Recuerda que el sobrepeso es uno de los grandes problemas de los animales domésticos que rara vez, por el contrario, tienen déficit alimentario. 
  • Atiende a las necesidades específicas de tu animal. Cada animal, cada perro y gato, es un mundo, y puede tener unas necesidades específicas, según su propia edad o estado de salud. Tenlo en cuenta y consulta con el veterinario en caso de duda porque es posible que este considere que la mejor opción sea no mezclar la comida. 
  • Comida de calidad. Todos prometen comida de calidad, pero solo un porcentaje de promesas es cierto. Tu perro sabe cuándo es comida de calidad: le gusta, se siente mejor y no tiene problemas gastrointestinales. 


2 Comments

  1. Esta comprobado q el pienso es una comida poco saludable para un animal. Además de contener mucho cereal, nada apropiado para animales carnívoros como el perro y el gato. Carne de malísima calidad(subproductos), con consecuencias graves para su salud; diabetes, cánceres….
    y problemas renales al ingerir diariamente comida seca.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.